Mis Pequeñas Cosas

domingo, 15 de abril de 2012

Velada de Tharsis........La cometa V.

Recuerdos de Tharsis.-

Un día de velada.-

La Cometa V.-

.......................La velada  de Tharsis  en los  años  70   gozaba de  todo su  esplendor, multitud  de atracciones
hacian las  delicias de  pequeños y  mayores,la llamada  calle del  infierno  con  sus luces  de neón  daba apariencia y
colorido a  unas fiestas a la cual  le otorgaron el sobrenombre  de pequeñas "Colombinas". Presidido  por el  casino,con
sus  mesas al aire libre desde su  terraza se divisaba el real de la  feria, gozaba la terraza de un lugar  privilegiado
para ver  las  actuaciones  en la   caseta descubierta,donde   las mesas   y sillas   de tijera,rodeaban   la pista   de
baile,entre  farolillos y banderitas de multiples colores. Puestos de dulces,de todos  los sabores se fusionaban,con  el
aceite de freir  patatas de los hermanos Luna,al  lado la  gamba blanca  de nuestras  costas junto  con los  langostinos
y  cuerpos  de  cangrejo,impregnaban  el aire  agitado por  la brisa  fresca,humedecida  y  convertida en  rocío. En los
chiringuitos los  pinchitos a la plancha extendia su fragancia a varios metros  de distancia,al lado el  tiovivo,giraba,
giraba, con caballitos  que subian y bajaban,en un carrusel de felicidad,dónde los pequeños nos contagiaban su alegría y
ganas de vivir,para los  mayores y adolescentes,el látigo,  cumplía todo los requisitos,para  pasarlo bien,aunque cúando
acababa,la cabeza te  daba vueltas. Las  máquinas de algodón  de azucar,rodeada de  niños con ojos  golosos,que sonreian
cuando el empleado le  entregaba su rico algodón  sobre un palito de  madera,nuestras madres y abuelas  por el contrario
montaban sobre  el tren  de la  bruja,dispuestas a  arrebatarle a  la fea  bruja su  preciada escoba,desde  la caseta la
la orquesta nos invitaba a bailar,con versiones de los Gibson Brothers.


 La autopista  E.Bañuls,hacía  su agosto,la pista  abarrotada,dónde encontrar un  coche se convertía  en una odisea,,los
 empleados de la pista invitaban a las niñas guapas,a dar una vuelta,ante la mirada incrédula de sus presuntos novios,en
 los  salones de  tiro, presumíamos  de buenos  tiradores ante  las niñas,  con aquellas  carabinas de  aire comprimido
 manipuladas.  En el  cine "Emilita"  doble sesión  de película,la  primera,de Manolo  Escobar,para  nuestras  madres y
 abuelas,la segunda  clasificada "S" para mayores de 18  años dónde la estrella María José Cantudo,se desnudaba  ante la
 mirada atónita  de los  allí presentes.  Volviendo al   paseo central  estaban las populares"tómbolas"recuerdo aquellas
 tablillas  con  10 números,que  costaban  25 pesetas   la  tablilla,y los  regalos  que  inundaban  la  fachada  de  la
 tómbola,guitarras,ollas  express y el   rey de la  tómbola  "la cometa v" una  carabina de aire comprimido,por  la cual
 todo el mundo suspiraba muchas horas y mucho dinero hasta conseguir el  preciado regalo,una vez conseguido una  sonrisa
 de oreja a oreja se  dibujaba en tu rostro. Pasados  los días de velada acudías   a la tienda de Manuel  Repiso (tantas
 veces nombrada)y comprabas una caja de  balines de 4´5 mm,la cual te  llevabas a los eucaliptos aledaños  al pueblo   y
 la  equilibrabas disparando  contra latas,  botellas y  todo tipo de material. Una vez equilibrada la  usabas para   lo
 que  habias anhelado  conseguirla que   no era  otra cosa  que  abatir  aves de  distintos tamaños,estaba  prohibida la
 caza  con carabinas   pero hacías  la  vista  gorda,y por   las mañanas  de  verano  acudías a  los charcos  donde los
 manantiales mantenian  el agua,en  las adelfas  construías un  aguardo con  jaras y  jaguarzos,con el   pasto hacías la
 tronera,para sacar el  cañon de la carabina,con las  primeras claras del día conejos,perdices,codornices  y un sin  fin
 de pequeñas   y medianas  aves eran   abatidos de  certeros disparos,cuando   la calor  se dejaba   sentir regresabas a
 casa,con cuidado de que la benemerita no advirtiera  tu presencia.

            Marcos Tenorio Marquez 2012..

No hay comentarios:

Publicar un comentario