Mis Pequeñas Cosas

jueves, 15 de junio de 2017

Había una vez, un circo.....

Había una vez, un circo.....


...Con esta popular frase,de la canción de los payasos de la tele...Gabi,Fofó,Miliki y Fofito,que nos alegraron nuestra infancia en las tardes calurosas de veranos y frías de invierno,inicio un nuevo relato,para nuevamente sumergirnos en la nostalgia,esbozar una sonrisa y también unas lágrimas,recordando aquellos tiempos lejanos, que permanecen alojados en algún lugar de nuestro cerebro,reactivándose cuando alguien ofrece y presenta una ilustración,fotografía o cuadro y se hace un relato del mismo.

..El relato que os propongo hoy está dedicado al circo,pues por Tharsis debido a su actividad minera,la economía familiar era superior a la de otros pueblos limítrofes y por ello los grandes circos incluían en sus giras nuestra pedanía,que gozaba de gran número de personas,antes de que el éxodo masivo llegara.
Con enorme ilusión,deseos y ganas, se esperaba la llegada de estos grandes circos,que venían acompañados de un sinfín de vehículos, entre los
que destacaba sin ninguna duda,las grandes jaulas destinadas a las fieras....
.(Leones,tigres,leopardos y osos).
La ubicación de estos grandes circos,que necesitaban una amplia zona de terreno, para levantar su enorme carpa,no encontraba impedimentos,inconvenientes y obstáculos,en nuestra pedanía ya que disponíamos de dos zonas que yo recuerde,para tal fin...una de ellas es la que aparece en la ilustración y la otra ubicada en el llano de la era,como era conocido por Tharsis,la extensión de terreno que se extiende frente al campo de fútbol. La llegada de estos grandes circos,era todo un acontecimiento en el pueblo y pronto los alrededores,donde estaba ubicado,se transformaba con la llegada masiva de vecinos,curiosos,por ver las grandes fieras que nos observaban completamente,indiferentes,impasibles,ante la muchedumbre que las observaban asombradas,pasmadas y boquiabiertas. Algunos vecinos poseedores de asnos,mulos,caballos u otro animal,demasiados viejos o enfermos,encontraban aquí la oportunidad de deshacerse de ellos y venderlo a un precio razonable,para saciar el apetito de estas grandes fieras,en sus reducidas jaulas. Tan sólo faltaba las mágicas noches,pues estos circos ofrecían 2 actuaciones. Con la llegada del crepúsculo,las farolas del casino y paseo se encendían iluminando,alumbrando,con sutilidad,los alrededores,recordándonos que pronto comenzarían la función. Un éxodo masivo de vecinos,se producía,hasta los terrenos donde estaba enclavado la enorme carpa. Personas de todas las edades,acompañadas y sin acompañar,admiradoras,simpatizantes y adeptas,de este tipo de espectáculos,acudían para rendir culto a los grandes artistas,artífices y creadores de un arte milenario, nacido en la antigua Roma. La primera actuación,quizás la más espectacular,estaba destinada a las fieras,cuyo domador,látigo en mano,hacía indicaciones a cada una,para que tomara su lugar sobre grandes taburetes, para ofrecernos todo un repertorio de piruetas,incluidos los felinos saltos sobre el aro en llamas. De esta forma daba comienzo,las actuaciones, que iban sucediéndose,con todo tipo de artista.(Funámbulos,equilibristas,trapecistas,malabaristas,prestidigitadores) y
como no, los payasos, que ponían la nota de humor,ante tanta tensión acumulada...de esta forma, las dos horas y media largas,de las actuaciones,se nos hacían cortas y el circo anunciaba el final con grandes aplausos,por parte del respetable...a la salida del mismo, las caras de felicidad,se reflejaban en el rostro de cada persona,satisfechas por el espectáculo ofrecido,por un módico precio.
El circo más espectacular que yo recuerde,llegaba hasta nuestra pedania,sobre el mes de mayo de 1977..su nombre..Gran circo Australia. Ubicado sobre el antiguo llano de tierra, enfrente del casino,su gran carpa y la cantidad de animales desplazados,presagiaba que nos ofrecerían grandes actuaciones,como así sucedió,y todos los que asistimos aquel día a las actuaciones,lo recordaremos con nostalgia y melancolía,de unos tiempos en los que estas grandes atracciones,nos alegraba la vida por unas horas.

Había una vez, un circo.....Un relato de Marcos Tenorio.

viernes, 24 de febrero de 2017

49 KILÓMETROS.

49 kilómetros.

...Mi trabajo se encontraba a 49 kilómetros de distancia de mi pueblo,por lo que debía coger mi auto,para recorrer dicha distancia diariamente de lunes a viernes. Solía recoger en un diario,todas las anécdotas,sucesos y acontecimientos,surgidos durante esos años,para recordar,evocar y rememorar,cualquier tipo de situación que surgiera,y quedara reflejada en el papel. Ahora ya jubilado,suelo de vez en cuando leer aquellos pasajes,plasmados y expresados con la tinta de un bolígrafo en las hojas de un cuaderno. Es curioso volver a recordar,aquellas anécdotas,que surgían en el trabajo o durante el trayecto....día 26 de mayo de 1983.....marchaba de regreso al pueblo tras una jornada de intenso trabajo,llegando a la llamada huerta de Santiago,sobre el kilómetro 44,una intensa granizada,hizo que mi coche oscilara y estuviera a punto de caer al barranco que arrastraba una importante cantidad de agua...día 16 de octubre de 1984...marchaba para Huelva,con prisa, pues había tenido que solucionar un pequeño problema surgido en el coche...en el kilómetro 18 antes de la localidad de San Bartolomé de la Torre,un jabalí cruzaba ante mi coche,a corta distancia y por poco sufro un accidente,debido a la velocidad que llevaba...día 14 de julio de 1986....tras pasar el domingo de velada,en mi pueblo, regreso de madrugada,para Huelva, bastante cansado. Pasada la línea de ferrocarril minero,quedo sumido en un pequeño sueño,que hace que abandone la carretera,para empotrar mi coche,contra una valla de alambrada de espinos,teniendo suerte de que al quitar el pie del acelerador, este se detuvo,aunque el auto sufrió fuertes desperfectos,no sufrí daño alguno,me encontraba sobre el kilómetro 29.......20 de noviembre de 1988...abandono el pueblo, que poco a poco comienza a ser invadido por una fuerte niebla,conduzco con dificultad,la visibilidad es prácticamente nula. Al pasar por Alosno,la niebla incrementa,densidad y consistencia,y la conducción se hace peligrosa,a dos kilómetros del pueblo un coche,me enviste por detrás y a punto estoy de caer por un terraplén,me encuentro en el kilómetro 8....día 26 de marzo de 1989...pasando el puente sobre el rio Odiel, que se encuentra en la localidad de Gibraleón,un reventón en una rueda hace que pierda el control del coche,gracias a dios que la velocidad que llevaba,no era alta,consigo dominar el vehículo que había invadido de manera peligrosa el carril contrario,miro el kilómetro que marcaba la señal y me muestra el 37....día 6 de junio de 1992,regreso de Huelva,a media tarde,el calor es intenso,sofocante y asfixiante,sobre la recta de San Isidro,varios vehículos,me adelantan,de forma temeraria,arriesgada y atrevida,invadiendo el carril contrario,donde un auto que volvía por su carril,choca de frente,produciendo un gran accidente, del cual me libro por dirigir mi vehículo hasta un carril cercano,evadiendo,la colisión, que tiene dramáticas consecuencias para los conductores,implicados..observo la señal kilométrica y marca el kilómetro 23.....¡¡Vaya,José,cuantos incidentes en esos años y marcaste incluso el kilómetro donde te encontrabas!!...exclama Dolores,mi esposa...-si, ya sabes que soy meticuloso,minucioso y detallista..-respondo...a ver, aparecen seis puntos kilómetricos,donde pudiste perder la vida,de una u otra forma,gracias a dios, el destino te sonrió,y puedes contarlo..-es verdad,cariño,tienes razón...que te parece si incluimos estos puntos fatídicos,expresados en número,y lo jugamos a una primitiva...¡¡Excelente idea,José,vamos a hacerla!!...exclama mi mujer. Así es que los números son....8 18 23 29 37 44.


Pasados varios meses,la pareja continua con esta numeración,sin desfallecer,todas las semanas.....hasta que una de las noches al escuchar los números premiados,se llevan una grata sorpresa...Y los números premiados esta semana en la lotería primitiva,están formados por el......8 18 23 29 37 Y 48.....Enhorabuena a los agraciados.

49 Kilómetros...Un relato original de Marcos Tenorio.

domingo, 12 de febrero de 2017

RECUERDOS Y NOSTALGIAS DE MI PUEBLO (JUANA Mª TENORIO)

RECUERDOS Y NOSTALGIAS DE MI PUEBLO
(JUANA Mª TENORIO)...DEDICADO A MI PADRE
Bartolomé Tenorio Diaz.

Caminos.

Caminos que circundabais el pueblo
en tiempos gloriosos,cuando aún el
cemento,no había sepultado,vuestra
tierra fértil,fecundada por innumerables
plantas silvestres,con la llegada de las
primeras aguas otoñales.

Caminos,sendas y veredas,trazados por
vecinos,con pies calzados o descalzos
para comunicar,los distintos barrios
que conformaban y daban forma esta
pequeña villa,concebida alrededor de
la mina.

Bandadas de bisbitas,lavanderas y chamarices
invadían las inmediaciones del pueblo,con
la llegada del otoño,poniendo una nota de
color y armonía,con sus llamativos plumajes
y el trino,gorjeo, de sus cantes.

Tan solo nos queda recordar,mientras nuestro
cerebro,nos muestra como si de una película
tratara,aquella infancia y adolescencia,que nos
traslada aquellos años,cuando la evolución
parecía haber quedado detenida e inmovilizada
y la naturaleza aún no había sido maltratada.

 
De niña.

...De niña, jugaba con las muñecas,en mi casa
fantaseaba con ser mayor,imaginando un futuro
donde mis hijos crecieran,arraigados a este
pequeño trozo de tierra,donde germiné empapando
todo mi cuerpo de la esencia,que impregna su gente
embrujada por la belleza de las zonas que visitaba,
forjando,fraguando y esculpiendo poco a poco mi
personalidad,donde las costumbres y tradiciones trasmitidas fueron adheriendose a mi cuerpo de manera perpetua e imperecedera.


...Pensaba,que mis hijos, reemplazaría,a mis padres
los cuales a su vez reemplazaron a mis abuelos,en las
labores de la mina,y esta cadena jamás cesaría.
Pero llegó el día que un eslabón,de dicha cadena,quebró
y se rompió,quedando el pueblo sumido en el desencanto.
Hagamos que ese eslabón quebrado,vuelva a ser soldado
y de nuevo vuelva a fluir la vida,para que este pueblo
renazca de sus cenizas como ave fénix,y los rostros de
tristeza de los jóvenes,se transformen en semblantes
cargados de felicidad,prosperidad y bienestar....ese es
mi deseo.

 
El tiempo.

El tiempo pasa de manera inexorable,
implacable e inflexible,oxidando nuestras
vidas,que narcotizadas,anestesiadas y
adormecidas,va causando estragos a medida
que pasan los años.

Envejece,marchita y desluce,nuestros rostros
cual rosa,cortada,en un jarrón de cristal.

¿Que haría yo,si pudiera viajar en el tiempo?
Sin duda,traería de nuevo a mis padres a la vida.
Ellos que me dieron todo su cariño,apoyo y amparo
en momentos difíciles,comprometidos y complicados
que me arroparon cuando hacía frío,secaron mis lágrimas
cuando lloraba,sufrieron,cuando estaba enferma,rogando
y suplicando para que sanara.

Ellos sin duda,son la razón,por la que vivir y luchar, en
el momento que la vida,te muestra su lado más amargo.

El tiempo dice que lo cura todo,pero más que eso,quisiera
de nuevo volver a abrazar a mis seres queridos,de esa
forma zanjaría,todos los problemas que acucian mi vida.

 
Entre aromos y brezos.

Tierra roja ,que alimentas aromos y brezos
destilas aguas tintas,que descienden sobre
cabezos,tiñendo el paisaje de bellos colores
cuando el agua queda reflejada,en tu mirada.

Mi alma adherida,cargada de sentimientos,
camina de forma vaga,impregnando mis
entrañas de fragancias,anexionadas al vinculo
que un día brotara del vientre de mi madre,
sembrando y plantando mi semilla,para que
germinara ,en este trozo de tierra,donde algún
día alcanzaré la paz eterna.

¿Aromos y brezos,que resistid,el paso del tiempo
que será de mi pueblo,cuando mi esencia,se
haya ausentado y nuevas generaciones se
establezcan?. Mientras tanto seguid deleitándome
con la fragancia,aromas y perfumes de vuestras
bellas flores,que me envuelven en nostalgias.

 
Las piedras.

Las piedras y rocas, de mineral
que formaban parte de nuestro
entorno,han desaparecido,perdiendo
nuestra identidad minera,parte del
legado y herencia que nos dejaron
nuestros antepasados.

Esas piedras, que delimitaban,paseos
y plazas,fueron durante mucho tiempo
testigos mudos,en los acontecimientos
del pueblo,en cuyos asientos los jóvenes
enamorados,prometieron fidelidad,eterna
mientras besaban sus rostros,cobijados
bajo los aromos.

Sirvieron,para el descanso de abuelas y
abuelos,con interminables charlas en
donde relucían,los rostros,curtidos,bronceados
y tostados,por el sol, implacable de las duras
jornadas de la mina.

Hoy día, cuando todo forma parte de recuerdos
quiero mostrar estas,vivencias,de aquellos
maravillosos años,que forjaron,mi infancia
junto a mis padres y hermano.

 
Mi pueblo.

Mi pueblo es como un oasis, dentro
de un gran desierto,un oasis aletargado
adormecido,como un jardín descuidado
donde las flores dejaron de ofrecernos
sus bellos colores,fragancias,perfumes
y aromas,esperando que un jardinero
las rescate con mimos y cuidados,y que
el agua y el abono que necesitan
se transformen,en pólvora,que muevan
las grandes rocas,entonces la vida
de nuevo, volverá a fluir como antaño
y sus calles,plazas y plazoletas,se inundaran
de vida,como rosas y claveles,al recibir un
correcto abonado.

 
Recuerdos.

Soñaba de niña,tendida sobre la hierba
observando las bandadas de grajillas
que teñían el azul del cielo, de negro.
Algunas madres,recogían la ropa de la
ultima colada,que habían permanecido
sobre los tendederos,mecidas y secada
por la suave brisa.
Los niños en la era,jugaban a la pelota,
algunos,bastantes cansados y sedientos
emprendían,un corto trayecto hasta el
grifo,para saciar la sed,volviendo y
relevando algún compañero que iniciaba
el mismo trayecto.
Con la llegada del crepúsculo,un vozarrón
desde la esquina,anunciaba que mi reposo,
sosiego y quietud había terminado,me
despedía de mis amigas e iniciaba el camino
hasta mi casa.
Hay que hacer los deberes,pregonaba mi madre
mientras degustaba,un buen tazón de cacao
observando en la tele,las peripecias de Valentina
Aquiles y el capitán Tan.
Por la mañana el colegio,me producía,dolor de
barriga,con aquellas clases tan frías,deseando
que llegara la hora del recreo,para degustar las
ricas golosinas de Cati.
Así fue mi infancia,sencilla,simple y natural que
permanece en mis recuerdos,para entregarme a la
nostalgia,añoranza y melancolía,de mi querido
pueblo.

 
Barrio de Santa Barbara.

Barrio de Santa Barbara,alzas majestuosas
tus casas,dando la bienvenida,al nuevo día
que bañado por los colores dorados del astro
rey, te aúpas con solera,carácter y raigambre,
en el corazón de un pueblo,que late con brío
energía y empuje,ofreciendo resistencia, en estos
malos tiempos,donde la crisis generada por el
cierre de las minas,amenaza con forma de
guadaña,para segar la actividad,y convertir
tus calles,plazas y plazoletas en lugares desiertos
baldíos y yermos.

Nadie podrá,doblegarnos y someternos,en abandonar
un barrio,donde nuestros antepasados plantaron
unas raíces,que regaron,con el sudor de su frente
y la sangre que corrían por sus venas.
Un barrio que lleva el nombre de nuestra Santa,
la cual imprime,en cada uno de nosotros,marcado
con fuego,talante,firmeza y garra,para resistir todo
tipo de inclemencias,rigores e intransigencia.

Barrio de Santa Barbara,despides el día,bañado de
nuevo por el color dorado,pronto la luna,acariciará
tus calles de sutiles,tintes plateados y en las minas
reinará el silencio,quebrado,por algún cárabo,reencarnado
que pedirá con devoción,fervor y fe,la reapertura del
filón.

 
Sentimientos.


Sentimientos,tristes,apenados,afligidos
afloran por los poros de mi piel,cuando
recorro las callejas del pueblo,en una
sensación donde el aire,se muestra pesado
cargante e insoportable y me cuesta respirar
produciéndome una extraña impresión que
me ahoga y asfixia,cuando recuerdo las
personas que habitaba sobre estas casas.

Lágrimas,surgen de mis ojos,lágrimas pulcras,
limpias y aseadas,que recorren mis mejillas,al
comprobar que todo permanece mudo, callado,
olvidado y el silencio sepulcral,extiende sus
tentáculos,dominando,sometiendo,subyugando
el bullicio,algarabía y griterío de antaño.

Cierro los ojos y recuerdo,cuando cría,estas
esquinas,abarrotadas de niños y niñas,jugando
a la rayuela,bolindros,combas y muñecas,bajo
la tenue luz de una farola. Todo eso ha sucumbido
en un corto intervalo de tiempo,mostrando toda
la crueldad e impiedad, las cuales solo encuentra
resistencia,en el poder de nuestros recuerdos y sueños.


Recuerdos y nostalgias de mi pueblo,dedicado a mi
padre...(Bartolomé Tenorio Diaz)

Continuará.







martes, 7 de febrero de 2017

El petirrojo y el ruiseñor.

El petirrojo y el ruiseñor.

Mi jardín es un edén,donde las pequeñas
aves encuentran un paraíso, para conjugar
y entonar sus bellas melodías,convirtiendo este
pequeño espacio,en un reducto,donde convergen
trinos,gorjeos,en una sinfonía orquestada
compuesta e interpretada por frágiles
pajarillos,exaltando y enalteciendo las
bellezas de las plantas,las cuales motivadas e
impulsadas por la armonías,explosionan cautivando
a todo ser humano, que contempla atónito,tan magno
sublime y admirable espectáculo.


Cautivado,embrujado y hechizado por la variedad
de sus trinos,puse todo mi empeños en capturarlas
para encerrarlas en bellas jaulas
y que me ofrecieran sus bellas melodías, todo el
año. En pocos días,gran número de ellas,ocupaban
una zona soleada,en un lugar privilegiado de mi
casa. Tristes,apenadas y afligidas,revoloteaban en
sus respectivas prisiones de acero e hierro,tratando
de alcanzar la libertad. Pronto sucumbirán y entenderán
que este es su nuevo entorno y comenzarán a comer
y beber cuando el hambre y la sed,aparezca y exija
su ración diaria que las mantenga con vida. Los días
pasaron,y la tristeza y melancolía,se apoderó de sus
frágiles cuerpecitos,comenzando a fallecer,transformando
aquel jardín,celestial y supremo, en lóbrego,sombrío y
siniestro.

Las bellas plantas,presagiaron,la desgracia,comenzando
a marchitar,amustiarse y deslucir,los trajes, que las flores
habían creado en torno a ellas. El sauce desde donde cantaba
rivalizando el ruiseñor y el petirrojo,comenzó a pudrirse y negras aves,ocupaban sus despobladas ramas.
Enojado,enfadado y enfurecido,destrocé aquellas malditas
jaulas que aprisionaban a mis frágiles inquilinos.
Desde ese día,traté, de que las aves,volvieran a colonizar otra
vez, mi triste jardín,instalando cajas nidos y comederos.
Pronto,las pequeñas aves volvieron,olvidando sucesos anteriores
perdonando y conmutando,los terribles daños ocasionados
a sus congéneres. En mi jardín volvió otra vez a reinar la
armonía y musicalidad,de sus trinos y gorjeos.
Aprendí la lección,de que existen,aves, que no soportan
estar encerradas,falleciendo de melancolía,tristeza y nostalgia
cuando son privadas de libertad.
La belleza de sus trinos y gorjeos,es un premio,que nos
regala la madre naturaleza,cuando gozan de libertad
más aún,cuando reconocen que los humanos,tratamos
de satisfacerlas,agradarlas y complacerlas,cuidando
el entorno donde conviven con nosotros.


El petirrojo y el ruiseñor......Un cuento original de Marcos Tenorio.

sábado, 28 de enero de 2017

La Búsqueda.

La Búsqueda.

..¡Ahí va Juanito,con el pico y la pala,hacer zanjas en el campo yo no sé para qué!...exclama Remedios,tras el visillo de la ventana..-Pobre hombre,perdió la cabeza y la razón,desde que su padre fue asesinado por las tropas franquistas..-contesta Dolores,mientras remueve el café,servido por Remedios..-Dice mi marido,que tiene el cabezo que está al lado de la finca de las “Fiñas” todo lleno de agujeros y que es peligroso andar por esa zona, con riesgo a sufrir una caída..-contesta Josefa,iniciando una conversación que gira en torno a este hombre,de figura,complexión y constitución alta y aspecto desgarbado y torpe...de piel morena,su rostro, de nariz afilada y aguileña,posee unos pómulos hundidos,otorgándole una apariencia mortecina,lánguida a la cual contribuye su boca, desprovista de molares e incisivos ,conservando únicamente sus colmillos. El poco cabello que conserva su cabeza,está cubierto por una mascota,recuerdo de su padre,y su frente surcada por innumerables arrugas, desciende hasta unos ojos,hundidos, sobre unas cuencas,desde donde nos observa con aire de desconfianza,cautela y precaución.

Habita un pequeño cuartel,con su hermana,Angustias,la cual permanece a su lado desde que perdieron a sus respectivos progenitores,primero su padre,asesinado por las tropas franquistas...años más tarde, su madre,los dejaba, tras años de luchar con una penosa enfermedad.
La vida de ambos,es sencilla,Angustias dedica todo su tiempo,al pequeño hogar que regenta,limpiando,cocinando,haciendo todas las labores que requiere,la vida cotidiana,administrando una pequeña cantidad de dinero,que el gobierno destina para este tipo de personas desamparadas,la cual no es suficiente y Angustias debe incrementar,el pobre sueldo, con trabajos realizados en labores de limpieza de casas.
Tras el desayuno,Juanito,recoge pala y pico e inicia el largo camino que lo conduce hasta el cabezo situado,a escasos metros de la finca llamada, “Las Fiñas” una vez en el lugar,se dispone a cavar un agujero o zanja, hasta que la dura roca lo haga desistir de su intento de profundizar,entonces comienza con otra nueva zanja a escasos metros. Actúa de forma discreta,prudente y reservada,abandonando el lugar al sentirse observado,entonces busca un lugar escondido y oculto,para permanecer en él,hasta que su fino oído y vista,no presienta presencia humana cerca del lugar.

Regresa de mediodía,no importándole el estado del tiempo,si hace frío o calor e incluso si la lluvia es intensa. Tras almorzar, vuelve otra vez ,al lugar,convirtiéndose su vida en monótona,rutinaria e insistente. Su hermana, reprime sus actos,con fuertes discusiones,los cuales no llegan ni siquiera hacer declinar, para que desista de esta absurda afición de hacer agujeros y zanjas,en un lugar concreto de la pedanía...¡Que buscas Juan,en ese lugar,para que pierdes el tiempo,haciendo zanjas,no es mejor que vayas al huerto que lo tienes abandonado y saques algún provecho de la tierra!...exclama una y otra vez,Angustias,ante la mirada perdida,ignorante e inconsciente de Juan,que despacha la exclamación con una leve sonrisa.

Vamos Miguel,a escudriñar este cabezo,me han dicho que hay bastantes conejos y liebres.....¡¡Pero esto que es,está todo lleno de zanjas y agujeros!!....exclama Antonio,compañero de Miguel..-si, estos agujeros los hace el loco de Juanito,le ha dado por ahí,pobre hombre, ha perdido la cabeza y la razón..-contesta Miguel...pues que no caiga yo en uno de estos agujeros,pues se va a enterar el loco ese...Al poco tiempo de pronunciar estas palabras,y disparar sobre una liebre,Antonio,cae en una zanja,al tratar de perseguir a la liebre,que malherida buscaba refugio...¡¡Ahhhhhh!!...exclama,con fuerte dolor..

Cargado de rabia,ira y furor,busca por los alrededores,la presencia de Juanito,que permanece oculto tras la pared de la finca...¡¡Se va a enterar el loco este,si lo atrapo!!....exclama mientras busca desesperadamente,por los alrededores. Temeroso a ser descubierto,Juanito,se lanza en veloz carrera,cayendo sobre una zanja echa por el....¡¡¡ahhh,has caído en tu propia zanja,te vas a enterar,hijo de puta!!!....exclama, mientras golpea,con demencia y enajenación,a un hombre que no opone ninguna resistencia...¡¡Basta ya,Antonio,lo vas a matar,no ves que es un pobre hombre!!...exclama Miguel,apartando a Antonio,que golpea una y otra vez a un hombre abatido,sobre el húmedo suelo...¡¡ Vamos, dejemos, aquí,a ver si se muere el cabrón este y deja de hacer estas absurdas zanjas!!...exclama Antonio,escupiendo sobre Juanito,que vomita sangre.

Es bastante tarde,cuando Angustias,comienza a impacientarse por la tardanza del hermano...¡¡Que raro,que mi hermano aún no haya vuelto¡¡...exclama,mientras recorre el camino que suele recorrer Juan,para ir al lugar. Mientras,el crepúsculo comienza a cubrir de sombras,el paraje,y Angustias pregunta a varias personas,encontrando respuesta negativa en todas...Es entonces cuando pide ayuda a varios vecinos,para emprender una búsqueda en la zona donde suele acudir para hacer las zanjas. Con noche cerrada,varios vecinos y Angustias,comienzan a buscar sobre el cabezo donde Juan,suele cavar....¡¡Madre de Dios, tiene todo lleno de zanjas,y agujeros,habrá caído sobre una de ellas!!...exclama Angustias,mientras contempla,atónita,asombrada y estupefacta...profiriendo gritos desgarradores,en la fría noche....Juannnnnn...Al cabo de una hora uno de los vecinos,exclama....¡¡Aquí estáaaaaa....venid!!. El cuerpo de Juan,permanece sobre la zanja,en un estado lamentable,apenas se ha movido,desde que Antonio,descargara con ímpetu y arrebato,toda su fuerza sobre el...-Hermanoooo,que te ha pasado,estás malherido...grita,Angustias, con evidentes signos de preocupación,al observar a su allegado,en tan lamentable estado.

Ya en casa,Angustias,no cree que la caída,al pequeño foso,haya causado tanto daño a su hermano y repite una y otra vez...-Juan,quien te ha causado tantas lesiones,porque no creo que la caída haya provocado todas estas contusiones,golpes y magulladuras....encontrando solo silencio,a sus preguntas. La enorme paliza recibida,ha causado,en Juan, que permanezca recluido,los sabios consejos de su hermana,para que desista de esa absurda afición han sido acatados...pala y pico,las herramientas tan utilizadas todos estos años,permanecen en un rincón del pequeño cuartel, ignoradas, y Angustias se alegra,que por fin este escarmiento, haya causado que su querido hermano abandone,esa absurda tendencia e inclinación hacer agujeros y zanjas.

Han pasado varias semanas,y Juan,continua recluido en casa,con evidentes signos de nerviosismo,ansiedad e inquietud,siente una llamada en el subconsciente la cual reclama que vuelva a seguir cavando sobre la zona,pero.... porqué....nadie recuerda que día,mes y año comenzó a cavar y menos que razón le indujeron a realizar esos pequeños fosos. Un día cualquiera,Angustias regresa de realizar la compra,observando que su hermano no está en casa,como ha venido ocurriendo todo este tiempo...sin mayor importancia,realiza las labores del hogar,sin sospechar nada...transcurridas unas horas,aún no ha regresado y Angustias,siente una premonición,en la cual su querido hermano ha vuelto a las andadas,confirmadas al observar que sobre el rincón donde descansaban las herramientas,no hay nada. Temerosa de que vuelva a ocurrir otra desgracia ,sale en su búsqueda...transcurridas una hora,Angustias por fin encuentra a su hermano,cavando con ímpetu y arrojo. Permanece oculta,sobre unos matorrales,observando,como su hermano se afana en cavar...de pronto siente,que algo ha ocurrido,el pico ha impactado con algo de madera u otro material,pues el sonido no ha sido el mismo...Juan,en estos momentos,comienza a retirar la tierra con cuidado,hasta descubrir una caja de madera,de unos sesenta centímetros de largo,por treinta de altura. La pesada caja es izada,en el preciso momento que Angustias hace su aparición...¡¡Juan....!!.

Capitulo II

...Minas de Tharsis,año de 1936.

En los albores de la guerra civil,un grupo de milicianos de Falange Española,custodian un pesado cofre de monedas de oro,que servirá para comprar armas y municiones. Un grupo de republicanos del pueblo, conocen el lugar exacto,donde se encuentra dicho cofre,y trazan un plan para sustraerlo. Entre los jóvenes republicanos se encuentra Ernesto Díaz,cuya pequeña hija acaba de nacer,de nombre Angustias,de esta forma ya posee la pareja de hijos que anhelaba,aunque Juan su primer hijo,naciera doce años antes. La noche comienza a cubrir de oscuridad el pueblo,como aliada de cuatro hombres,que siguen una senda,guiados tan solo por la luz de las estrellas...¡¡Ahí,está el cofre!!...exclama Pedro Hernández,el mayor del grupo..-bien ,debemos actuar con cautela,está muy vigilado el lugar..-responde Juan Márquez. Agazapados sobre matorrales,los cuatro hombres esperan,que la vigilancia,vaya diezmando,de esta forma será más fácil sorprender a los milicianos fuertemente armados. Tras horas de intensa espera,por fin los cuatro republicanos,se internan en la zona,la cual permanece poco vigilada. El plan es sencillo,maniatarán al vigilante que solo ha quedado montando guardia,para acceder hasta la habitación donde se encuentra el cofre...dicha información ha sido facilitada,por un familiar de Juan Márquez,el cual quiere permanecer en el anonimato. El plan resulta ser un éxito,y los cuatro amigos cargan el pesado cofre,para esconderlo,en un lugar acordado por todos. Tras horas de camino por fin han llegado al lugar y se disponen hacer una zanja,para enterrarlo de forma segura. Una vez enterrado el cofre, aún de noche, los cuatro amigos regresan al pueblo. Casi llegando a la pedanía,son sorprendidos por un grupo de falangistas,los cuales disparan sus fusiles a corta distancia,Juan,Pedro y Antonio,son abatidos mientras,los falangistas se dan a la fuga...Ernesto Díaz,gravemente herido,camina con dificultad,hacia su hogar,donde se encuentra su mujer,su hijo Juanito y la pequeña Angustias...¡¡Me da la impresión de que algo grave ha ocurrido!!...exclama Carmen,mujer de Ernesto,en silencio. Solo ha transcurrido,unos minutos,desde que Carmen lanzara esta exclamación,en el silencio de la madrugada,cuando unos golpes en la puerta,presagian lo que suponía....¡¡Ernestooooo,que te pasa!!...exclama Carmen, con un grito apagado,cargado de histerismo. Llevando las manos al pecho,Ernesto señala,la zona donde el proyectil ha impactado. Alojado en la cama,Carmen,se afana en curar la herida,ante la presencia de su hijo Juanito,que llora de forma desconsolada..¡¡Hijoooo,debes buscar el cofreeee,se encuentra en el cabezo cercano a la finca de las fiñas...ohhhhhhh!!...exclama,con un dolor profundo,poco tiempo después fallece,ante la presencia de mujer e hijos.

Capitulo III

...El pesado cofre,es desenterrado,por los hermanos,tras quitar la tapa,el color dorado del oro ciega los ojos de ambos....¡¡Oh hermano,aquí debe de haber una fortuna!!....exclama Angustias,que no puede aún creer lo que sus ojos ven. Así es hermana,desde que papá falleció,me propuse buscar el cofre,aunque en aquellos primeros años no tuve más remedio,que continuar sin buscar nada,hasta la llegada de la democracia. Muchos me han tomado por loco y demente,al abrir estas zanjas,también he sido golpeado y maltratado,pero nunca cesé ni interrumpí,mi cometido de desenterrar el cofre,de esta forma papá se sentirá orgulloso y podrá descansar,donde quiera que esté,este cofre será entregado en el ayuntamiento y servirá para ayudar a familias necesitadas,que perdieron a sus seres queridos en aquella absurda guerra.

La búsqueda.....Un relato original de Marcos Tenorio.