Mis Pequeñas Cosas

sábado, 12 de agosto de 2017

Las pequeñas tiendas de ultramarinos de Tharsis.

Las pequeñas tiendas de ultramarinos de Tharsis.


...Como hace años dediqué,una ilustración y relato, a las pequeñas tiendas de “chuches” del pueblo,quedaba un cierto vacío,pues también existía en aquellos tiempos y aún hoy día existe,pequeñas tiendas dedicada a la venta de ultramarinos. Productos de todo tipo
(Droguería,comestibles,papelería,ferretería,tabacalera) e incluso farmacia,con las clásicas pastillas para dolor de cabeza..(Calmante vitaminado,aspirina,optalidón..etc),eran vendidos en estas tiendas,cuyo horario se mantenía mucho más allá de la puesta de sol,e incluso ya cerradas,ofrecía sus servicios si la persona en cuestión necesitaba algo....Nos sumergimos en la nostalgia,y nos dejamos llevar por las olas,que surcan nuestro cerebro,y viajamos en el tiempo......Un día cualquiera de la década de los setenta....¿Mamá,nos puede hacer una tortilla francesa,para mi y hermana,con los huevos que papá ha traído del huerto?....-pues claro hijo, ahora mismo,saca la sartén del mueble...¡¡Anda,no tengo aceite!!..exclamaba mi madre,con tono preocupado...toma hijo,estas cincuenta pesetas,y vas a comprar a la tienda de “la García” un litro de aceite de oliva de la marca “carbonell”..-pero mamá,mira la hora que es,ya la tienda debe estar cerrada...-no te preocupes,Juan o Rosario,te atenderán...Como intuía,la tienda ya había cerrado,tras un largo día...unos golpes en la puerta,y unas voces lograban percibirse,tras sus gruesos muros...¿Quien es?..-replicaba una voz masculina..-yo, Juan...Un corto periodo de tiempo,y la puerta abría....¡¡Anda,Marcos,que deseas a estas horas!!..exclamaba,un cansado y soñoliento, Juan..-quería una botella de aceite de oliva,pero no recuerdo la marca..-a ver, tengo Koipe,carbonell..-si, esa es, carbonell...-Anda,toma el aceite..-muchas gracias Juan y buenas noches. Y es que las tiendas,de esta
forma,cercana,próxima,constituían una sólida base,que ofrecía sus servicios de manera desinteresada,cordial,afable y amable,cuando necesitabas algo en casa,sin respetar horarios,tuvieras dinero o no
para responder,porque,esa es otra cuestión,que sin duda no puedo dejar pasar por alto,en este pequeño relato,que escribo y que sin duda remarco en negrita. Muchas familias del pueblo,cuya unidad familiar,estaba formado por numerosos miembros,no podían de ninguna forma, llegar a fin de mes,debido a los sueldos miserables con los que obsequiaba,la compañía minera,a estos hombres que se jugaban la vida de manera diaria. Agotándose las necesidades básicas de alimentos,y no teniendo recursos económicos,para volver a llenar otra vez las despensas,había que recurrir después de intentarlo de todas maneras,a que las tiendas ofrecieran fiado,para una vez llegado a primeros de mes,cuando cobraban los obreros,poder satisfacer las cantidades anticipadas. No había problemas de ninguna manera y en todas las tiendas podría observarse,ensartado por un alambre puntiagudo,hojas de cuaderno o papel de traza,los nombres de las personas apuntadas con la cantidad adeudada. Una vez satisfecho el pago, estas hojas eran destruidas,por el dueño de la tienda.

En Cada barrio del pueblo,ubicadas en cuarteles,o casa nueva,se encontraban estas pequeñas tiendas. Muchas de ellas,aparte de vender los clásicos productos de comercio,nos obsequiaban con artículos artesanos,elaborados en casa,huerto u otras zonas,productos en su mayoría derivados de la matanza del cerdo,lácteos(vaca,cabra,oveja)aves de corral,frutas del tiempo,incluso dulcería,panadería bollería,todos ellos realizados por manos expertas,diestras y entendidas. De esta forma, cada pequeña tienda,poseía su especialidad,que llegada la época del año nos ponía a disposición para degustar,en forma de sabrosas aceitunas machacadas,chacinas,quesos,quesiños,pestiños,rosas,borrachos y un sinfín de productos elaborados de forma natural y sana,sin agregar sustancias aditivas,potenciadores de sabor,que pondrían en riesgo nuestra salud. Así crecimos los que conformamos,nuestra generación,degustando productos sanos,saludables y beneficiosos para que nuestro organismo rechazara cualquier tipo de enfermedad,que pudiéramos contraer.
Ya para terminar este pequeño relato,quiero recordar algunos nombres que se convirtieron según la barriada,a la que pertenecieras,en familiares,usuales y comunes....recuerdo sobre todo la zona por la que vivía,en Tharsis y la parte donde está ubicada la plaza de abastos....Juan el de la García,era conocido por el apellido de la familia de la mujer,tienda muy conocida,a la que siempre recuerdo con cariño y a la que está dedicada la ilustración...en productos artesanos,la familia García,nos obsequiaba con las ricas tortas y bollos,aparte también chacinas y huevos frescos...También posteriormente en el barrio se instaló la tienda de Francisca Gómez,familia con las que guardo una estrecha relación,excelentes personas que nos brindaron durante muchos años sus servicios,en una tienda que ofrecía de todo...Salva...la tienda de la “Sarba” primero en la calle,Madroñal,para después quedar ubicada,donde se encontraba la zapatería de Melchor,en la calle Luciano Escobar...la tienda de la “Sarba” nos ofrecía productos derivados del cerdo así como deliciosas aceitunas machacadas,es otra tienda que recuerdo con mucho cariño...En la calle Colón,estaba ubicada la tienda de Manuel Meníz,especializada en frutas del tiempo,que nos ponía a disposición una amplia variedad,para saborear,con total garantía de frescura. La tienda de Sacramento,también ofrecía una amplia variedad de productos,en la calle Madroñal,al quedar viuda la tienda pasó a formar parte de la familia de Epifanio Rodríguez, la cual sigue,hoy día ofreciéndonos sus productos, regentados por Epifanio Rodríguez y Agueda García. En la plaza de abastos,la tienda de Sebastiana,especializada en el exquisito bacalao,que cortaba en aquel famoso cortador al cual todos recordamos....Hay más tiendas que me dejo en el tintero,la cual quiero que recordéis en algún comentario,para que ninguna quede fuera....Y hasta aquí este pequeño recorrido por las distintas tiendas,y valga este homenaje que hago para todas ellas,para recordarlas con nostalgia y cariño,de un tiempo que permanecerá en nuestra memoria para siempre.


Las pequeñas tiendas de ultramarinos....Un relato de Marcos Tenorio.

viernes, 28 de julio de 2017

Las primeras herreras de la temporada...(Homenaje a José Tenorio Beltran...D.E.P)

Las primeras herreras de la temporada...(Homenaje a José Tenorio Beltran) D.E.P

.Delante de la pantalla del ordenador,tocando sutilmente el teclado,mis pensamientos se acumulan,impidiendo que comience el relato, el cual,debido a estos últimos años,en los que nuestra amistad,forjada,fraguada y labrada desde niño, quebrara como el mas frágil vidrio concebido por el hombre,influyendo e impidiendo, que estas palabras que dedico a mi buen amigo,suenen vanas y estériles,por no tomar decisiones,decisivas y determinantes en el momento que nuestra amistad comenzaba a deteriorarse,por fuerzas ajenas a mi voluntad, que arrastraban mis voluntades y deseos, al lado oscuro,en los que me encontraba atrapado,en donde terceras personas manejaban mis decisiones e impedían que tomara la forma correcta de proceder en situaciones que se produjeron cuando nuestra amistad más necesitaba reforzarse.

...Admiraba a mi buen amigo,en todo los sentidos,su honestidad,comportamiento,educación,se hacía patente en cada acción que desarrollaba,en los innumerables momentos que vivimos juntos,compartiendo infinidad de aficiones,en donde relucía y hacía gala de su habilidad e inteligencia.

...La vida se ha comportado con una persona buena,bondadosa,honrada y afable,de forma cruel y despiadada,impidiendo e imposibilitando que la felicidad compartida junto a su mujer e hijo, quebrara,rompiendo de manera injusta, sus ganas de vivir,donde trataba de recuperar de modo sólido,consistente y resistente, una primera advertencia,injusta,irrazonable e inaceptable.

...No tengo excusas,pretextos y disculpas,para evitar que nuestra amistad quebrara,aunque ya nada puedo hacer,solo recordar los buenos momentos vividos,esbozando una sonrisa,recordando,aquellos instantes,en los que compartimos por ejemplo nuestra afición por la pesca,donde él me introdujo,para enseñarme,instruirme y adiestrarme en los distintos métodos de capturas,de los que quedé prendado,por la belleza del paisaje costero,con sus preciosas puestas de sol y las noches estrelladas,con el luminoso de la boya, bailando al son de las olas,con la luna como testigo,hundiéndose en las oscuras aguas,cuando el sargo picaba el cebo. También el silvestrismo,ocupó parte de nuestra vida,aunque las capturas era lo de menos,nosotros acudíamos a la cita de verderones y jilgueros,para estar en contacto con la naturaleza,y embriagarnos de sus olores,fragancias y aromas, de los amaneceres,en donde el astro rey,irrumpía por el horizonte entre encinas,alcornoques,jarales y brezos. A primeras horas de la mañana,el calor del fuego, mitigaba,el frio adquirido, aunque el fuego solo era una excusa,pues nosotros solo necesitábamos las brasas,para asar costillas,pancetas y chorizos,regadas con cerveza cruzcampo. En tiempos de gurumelos y turmas,mi buen amigo,con destreza,maestría y pericia,intuía los lugares donde los hongos y setas,escondían su presencia entre grietas,para sacarlos con exquisita habilidad. Nuestra pasión por la música,en los que también coincidía nuestros gustos a la hora de pinchar un disco o insertar un cd.

...Por último, antes de dar paso al relato,quiero resaltar la virtud que dominaba, que mas me fascinaba de las muchas que poseía,y no es otra que su sentido del orden,colocación y distribución,de los distintos,objetos,cosas y elementos,los cuales ordenaba en sus correspondientes,lugares,para poder acceder a ellos sin ningún tipo de problemas.

...Una gran persona,se nos marchó para siempre,nosotros, los que lo conocimos, somos testigos,de sus hechos,acciones,obras y actos,y siempre hablaremos de manera exquisita,cuando sea nombrado...Mirando,observando, la noche estrellada,del caluroso mes de julio,cuando agosto llama a la puerta,lanzaremos un beso al cielo y con solemnidad,dignidad y seriedad,diremos...Descansa gran amigo, la gloria tienes ganada.

Marcos Tenorio....28 de julio de 2017.

Las primeras herreras de temporada.

En los albores de la incipiente primavera,cuando las temperaturas ascendían tímidamente para desalojarnos de ropa de abrigo y los vientos giraban a sur, suroeste, llegaba el momento propicio para escudriñar el litoral,buscando las zonas más tempranas dónde las herreras hacían acto de presencia tras el largo y frío invierno. Quizás la mejor zona para tentar la suerte,se encontraba a principios del espigón Juan Carlos I,donde la extensa playa de arenas doradas y agua transparente y limpia,se fusiona con la roca artificial de cantera,que forma el comienzo del imponente espigón. Es en este lugar, dónde el bravío y colosal océano, bate sus aguas oxigenadas, contra la dura roca artificial que el hombre plantó para que la entrada a la ría de Huelva, fuera más profunda y así los barcos de gran tonelaje pudiera arribar a puerto. Indescriptible, de esta forma se puede narrar la belleza del paraje,que encontramos a nuestro alrededor,conformando el lugar un prestigioso espacio protegido conocido como marismas del odiel,donde cría multitud de aves marinas.
Tras comprar los cebos en la popular tienda del “moro” quizás el pionero en Huelva de la venta de carnada para la pesca,poníamos rumbo para el espigón. La carnada para las herreras en el lugar elegido,sería la galera,un crustáceo muy apreciado por las herreras,como ya narraba en mi anterior relato titulado...”cita con las herreras”. La belleza del lugar, hace que los casi 8 kilómetros,que separa la ciudad de Huelva del comienzo del espigón,pasen inadvertidos y en pocos minutos ya estábamos montando las cañas. Es a partir de la segunda hora de pleamar,cuando la marea vuelve a acariciar la roca,el momento propicio para lanzar las cañas a unos sesenta u ochenta metros,del lugar donde nos encontramos,pues es en esa zona donde el agua forma remolinos levantando la arena que contiene pequeños crustáceos,moluscos y anélidos,lugar de caza de herreras,lubinas ,sargos y otras especies ocasionales como pueden ser lenguados,corvinatas y mojarras. La comodidad del lugar con el coche cercano,hace que podamos disfrutar aún más de nuestra jornada,al disponer de todo tipo de material que podemos alojar en el auto sin necesidad de desplazamiento. Con las cañas lanzadas, sólo debemos esperar el momento de la primera picada,que no tarda en producirse si las condiciones son las idóneas y adecuadas,incluso puede producirse doble picada, pues cuando este popular pez hace acto de presencia,lo hace en grandes bancos, satisfaciendo a todos los aficionados. Por el contrario,otras veces, con todo favorable,se muestran reacias o no hacen acto de presencia y nuestras cañas no registran ni una sola picada...recuerdo aquí al amigo Antonio Ferrera,con una frase que hizo famosa,al referirse al ser preguntado...¿Cuanto habéis pescado?...y de forma rotunda y categórica respondía...¡CERO!...pues así es la pesca y hoy día aún más,con lo esquilmada que está la mar,el número de capturas descienden en una zona la cual era un paraíso para el pescador,aficionado y profesional. Tan solo me queda recordar que el mar si es una fuente agotable,y cualquier mal que le podamos hacer se volverá en nuestra contra.

Marcos Tenorio Márquez....2015.

jueves, 15 de junio de 2017

Había una vez, un circo.....

Había una vez, un circo.....


...Con esta popular frase,de la canción de los payasos de la tele...Gabi,Fofó,Miliki y Fofito,que nos alegraron nuestra infancia en las tardes calurosas de veranos y frías de invierno,inicio un nuevo relato,para nuevamente sumergirnos en la nostalgia,esbozar una sonrisa y también unas lágrimas,recordando aquellos tiempos lejanos, que permanecen alojados en algún lugar de nuestro cerebro,reactivándose cuando alguien ofrece y presenta una ilustración,fotografía o cuadro y se hace un relato del mismo.

..El relato que os propongo hoy está dedicado al circo,pues por Tharsis debido a su actividad minera,la economía familiar era superior a la de otros pueblos limítrofes y por ello los grandes circos incluían en sus giras nuestra pedanía,que gozaba de gran número de personas,antes de que el éxodo masivo llegara.
Con enorme ilusión,deseos y ganas, se esperaba la llegada de estos grandes circos,que venían acompañados de un sinfín de vehículos, entre los
que destacaba sin ninguna duda,las grandes jaulas destinadas a las fieras....
.(Leones,tigres,leopardos y osos).
La ubicación de estos grandes circos,que necesitaban una amplia zona de terreno, para levantar su enorme carpa,no encontraba impedimentos,inconvenientes y obstáculos,en nuestra pedanía ya que disponíamos de dos zonas que yo recuerde,para tal fin...una de ellas es la que aparece en la ilustración y la otra ubicada en el llano de la era,como era conocido por Tharsis,la extensión de terreno que se extiende frente al campo de fútbol. La llegada de estos grandes circos,era todo un acontecimiento en el pueblo y pronto los alrededores,donde estaba ubicado,se transformaba con la llegada masiva de vecinos,curiosos,por ver las grandes fieras que nos observaban completamente,indiferentes,impasibles,ante la muchedumbre que las observaban asombradas,pasmadas y boquiabiertas. Algunos vecinos poseedores de asnos,mulos,caballos u otro animal,demasiados viejos o enfermos,encontraban aquí la oportunidad de deshacerse de ellos y venderlo a un precio razonable,para saciar el apetito de estas grandes fieras,en sus reducidas jaulas. Tan sólo faltaba las mágicas noches,pues estos circos ofrecían 2 actuaciones. Con la llegada del crepúsculo,las farolas del casino y paseo se encendían iluminando,alumbrando,con sutilidad,los alrededores,recordándonos que pronto comenzarían la función. Un éxodo masivo de vecinos,se producía,hasta los terrenos donde estaba enclavado la enorme carpa. Personas de todas las edades,acompañadas y sin acompañar,admiradoras,simpatizantes y adeptas,de este tipo de espectáculos,acudían para rendir culto a los grandes artistas,artífices y creadores de un arte milenario, nacido en la antigua Roma. La primera actuación,quizás la más espectacular,estaba destinada a las fieras,cuyo domador,látigo en mano,hacía indicaciones a cada una,para que tomara su lugar sobre grandes taburetes, para ofrecernos todo un repertorio de piruetas,incluidos los felinos saltos sobre el aro en llamas. De esta forma daba comienzo,las actuaciones, que iban sucediéndose,con todo tipo de artista.(Funámbulos,equilibristas,trapecistas,malabaristas,prestidigitadores) y
como no, los payasos, que ponían la nota de humor,ante tanta tensión acumulada...de esta forma, las dos horas y media largas,de las actuaciones,se nos hacían cortas y el circo anunciaba el final con grandes aplausos,por parte del respetable...a la salida del mismo, las caras de felicidad,se reflejaban en el rostro de cada persona,satisfechas por el espectáculo ofrecido,por un módico precio.
El circo más espectacular que yo recuerde,llegaba hasta nuestra pedania,sobre el mes de mayo de 1977..su nombre..Gran circo Australia. Ubicado sobre el antiguo llano de tierra, enfrente del casino,su gran carpa y la cantidad de animales desplazados,presagiaba que nos ofrecerían grandes actuaciones,como así sucedió,y todos los que asistimos aquel día a las actuaciones,lo recordaremos con nostalgia y melancolía,de unos tiempos en los que estas grandes atracciones,nos alegraba la vida por unas horas.

Había una vez, un circo.....Un relato de Marcos Tenorio.

viernes, 24 de febrero de 2017

49 KILÓMETROS.

49 kilómetros.

...Mi trabajo se encontraba a 49 kilómetros de distancia de mi pueblo,por lo que debía coger mi auto,para recorrer dicha distancia diariamente de lunes a viernes. Solía recoger en un diario,todas las anécdotas,sucesos y acontecimientos,surgidos durante esos años,para recordar,evocar y rememorar,cualquier tipo de situación que surgiera,y quedara reflejada en el papel. Ahora ya jubilado,suelo de vez en cuando leer aquellos pasajes,plasmados y expresados con la tinta de un bolígrafo en las hojas de un cuaderno. Es curioso volver a recordar,aquellas anécdotas,que surgían en el trabajo o durante el trayecto....día 26 de mayo de 1983.....marchaba de regreso al pueblo tras una jornada de intenso trabajo,llegando a la llamada huerta de Santiago,sobre el kilómetro 44,una intensa granizada,hizo que mi coche oscilara y estuviera a punto de caer al barranco que arrastraba una importante cantidad de agua...día 16 de octubre de 1984...marchaba para Huelva,con prisa, pues había tenido que solucionar un pequeño problema surgido en el coche...en el kilómetro 18 antes de la localidad de San Bartolomé de la Torre,un jabalí cruzaba ante mi coche,a corta distancia y por poco sufro un accidente,debido a la velocidad que llevaba...día 14 de julio de 1986....tras pasar el domingo de velada,en mi pueblo, regreso de madrugada,para Huelva, bastante cansado. Pasada la línea de ferrocarril minero,quedo sumido en un pequeño sueño,que hace que abandone la carretera,para empotrar mi coche,contra una valla de alambrada de espinos,teniendo suerte de que al quitar el pie del acelerador, este se detuvo,aunque el auto sufrió fuertes desperfectos,no sufrí daño alguno,me encontraba sobre el kilómetro 29.......20 de noviembre de 1988...abandono el pueblo, que poco a poco comienza a ser invadido por una fuerte niebla,conduzco con dificultad,la visibilidad es prácticamente nula. Al pasar por Alosno,la niebla incrementa,densidad y consistencia,y la conducción se hace peligrosa,a dos kilómetros del pueblo un coche,me enviste por detrás y a punto estoy de caer por un terraplén,me encuentro en el kilómetro 8....día 26 de marzo de 1989...pasando el puente sobre el rio Odiel, que se encuentra en la localidad de Gibraleón,un reventón en una rueda hace que pierda el control del coche,gracias a dios que la velocidad que llevaba,no era alta,consigo dominar el vehículo que había invadido de manera peligrosa el carril contrario,miro el kilómetro que marcaba la señal y me muestra el 37....día 6 de junio de 1992,regreso de Huelva,a media tarde,el calor es intenso,sofocante y asfixiante,sobre la recta de San Isidro,varios vehículos,me adelantan,de forma temeraria,arriesgada y atrevida,invadiendo el carril contrario,donde un auto que volvía por su carril,choca de frente,produciendo un gran accidente, del cual me libro por dirigir mi vehículo hasta un carril cercano,evadiendo,la colisión, que tiene dramáticas consecuencias para los conductores,implicados..observo la señal kilométrica y marca el kilómetro 23.....¡¡Vaya,José,cuantos incidentes en esos años y marcaste incluso el kilómetro donde te encontrabas!!...exclama Dolores,mi esposa...-si, ya sabes que soy meticuloso,minucioso y detallista..-respondo...a ver, aparecen seis puntos kilómetricos,donde pudiste perder la vida,de una u otra forma,gracias a dios, el destino te sonrió,y puedes contarlo..-es verdad,cariño,tienes razón...que te parece si incluimos estos puntos fatídicos,expresados en número,y lo jugamos a una primitiva...¡¡Excelente idea,José,vamos a hacerla!!...exclama mi mujer. Así es que los números son....8 18 23 29 37 44.


Pasados varios meses,la pareja continua con esta numeración,sin desfallecer,todas las semanas.....hasta que una de las noches al escuchar los números premiados,se llevan una grata sorpresa...Y los números premiados esta semana en la lotería primitiva,están formados por el......8 18 23 29 37 Y 48.....Enhorabuena a los agraciados.

49 Kilómetros...Un relato original de Marcos Tenorio.

domingo, 12 de febrero de 2017

RECUERDOS Y NOSTALGIAS DE MI PUEBLO (JUANA Mª TENORIO)

RECUERDOS Y NOSTALGIAS DE MI PUEBLO
(JUANA Mª TENORIO)...DEDICADO A MI PADRE
Bartolomé Tenorio Diaz.

Caminos.

Caminos que circundabais el pueblo
en tiempos gloriosos,cuando aún el
cemento,no había sepultado,vuestra
tierra fértil,fecundada por innumerables
plantas silvestres,con la llegada de las
primeras aguas otoñales.

Caminos,sendas y veredas,trazados por
vecinos,con pies calzados o descalzos
para comunicar,los distintos barrios
que conformaban y daban forma esta
pequeña villa,concebida alrededor de
la mina.

Bandadas de bisbitas,lavanderas y chamarices
invadían las inmediaciones del pueblo,con
la llegada del otoño,poniendo una nota de
color y armonía,con sus llamativos plumajes
y el trino,gorjeo, de sus cantes.

Tan solo nos queda recordar,mientras nuestro
cerebro,nos muestra como si de una película
tratara,aquella infancia y adolescencia,que nos
traslada aquellos años,cuando la evolución
parecía haber quedado detenida e inmovilizada
y la naturaleza aún no había sido maltratada.

 
De niña.

...De niña, jugaba con las muñecas,en mi casa
fantaseaba con ser mayor,imaginando un futuro
donde mis hijos crecieran,arraigados a este
pequeño trozo de tierra,donde germiné empapando
todo mi cuerpo de la esencia,que impregna su gente
embrujada por la belleza de las zonas que visitaba,
forjando,fraguando y esculpiendo poco a poco mi
personalidad,donde las costumbres y tradiciones trasmitidas fueron adheriendose a mi cuerpo de manera perpetua e imperecedera.


...Pensaba,que mis hijos, reemplazaría,a mis padres
los cuales a su vez reemplazaron a mis abuelos,en las
labores de la mina,y esta cadena jamás cesaría.
Pero llegó el día que un eslabón,de dicha cadena,quebró
y se rompió,quedando el pueblo sumido en el desencanto.
Hagamos que ese eslabón quebrado,vuelva a ser soldado
y de nuevo vuelva a fluir la vida,para que este pueblo
renazca de sus cenizas como ave fénix,y los rostros de
tristeza de los jóvenes,se transformen en semblantes
cargados de felicidad,prosperidad y bienestar....ese es
mi deseo.

 
El tiempo.

El tiempo pasa de manera inexorable,
implacable e inflexible,oxidando nuestras
vidas,que narcotizadas,anestesiadas y
adormecidas,va causando estragos a medida
que pasan los años.

Envejece,marchita y desluce,nuestros rostros
cual rosa,cortada,en un jarrón de cristal.

¿Que haría yo,si pudiera viajar en el tiempo?
Sin duda,traería de nuevo a mis padres a la vida.
Ellos que me dieron todo su cariño,apoyo y amparo
en momentos difíciles,comprometidos y complicados
que me arroparon cuando hacía frío,secaron mis lágrimas
cuando lloraba,sufrieron,cuando estaba enferma,rogando
y suplicando para que sanara.

Ellos sin duda,son la razón,por la que vivir y luchar, en
el momento que la vida,te muestra su lado más amargo.

El tiempo dice que lo cura todo,pero más que eso,quisiera
de nuevo volver a abrazar a mis seres queridos,de esa
forma zanjaría,todos los problemas que acucian mi vida.

 
Entre aromos y brezos.

Tierra roja ,que alimentas aromos y brezos
destilas aguas tintas,que descienden sobre
cabezos,tiñendo el paisaje de bellos colores
cuando el agua queda reflejada,en tu mirada.

Mi alma adherida,cargada de sentimientos,
camina de forma vaga,impregnando mis
entrañas de fragancias,anexionadas al vinculo
que un día brotara del vientre de mi madre,
sembrando y plantando mi semilla,para que
germinara ,en este trozo de tierra,donde algún
día alcanzaré la paz eterna.

¿Aromos y brezos,que resistid,el paso del tiempo
que será de mi pueblo,cuando mi esencia,se
haya ausentado y nuevas generaciones se
establezcan?. Mientras tanto seguid deleitándome
con la fragancia,aromas y perfumes de vuestras
bellas flores,que me envuelven en nostalgias.

 
Las piedras.

Las piedras y rocas, de mineral
que formaban parte de nuestro
entorno,han desaparecido,perdiendo
nuestra identidad minera,parte del
legado y herencia que nos dejaron
nuestros antepasados.

Esas piedras, que delimitaban,paseos
y plazas,fueron durante mucho tiempo
testigos mudos,en los acontecimientos
del pueblo,en cuyos asientos los jóvenes
enamorados,prometieron fidelidad,eterna
mientras besaban sus rostros,cobijados
bajo los aromos.

Sirvieron,para el descanso de abuelas y
abuelos,con interminables charlas en
donde relucían,los rostros,curtidos,bronceados
y tostados,por el sol, implacable de las duras
jornadas de la mina.

Hoy día, cuando todo forma parte de recuerdos
quiero mostrar estas,vivencias,de aquellos
maravillosos años,que forjaron,mi infancia
junto a mis padres y hermano.

 
Mi pueblo.

Mi pueblo es como un oasis, dentro
de un gran desierto,un oasis aletargado
adormecido,como un jardín descuidado
donde las flores dejaron de ofrecernos
sus bellos colores,fragancias,perfumes
y aromas,esperando que un jardinero
las rescate con mimos y cuidados,y que
el agua y el abono que necesitan
se transformen,en pólvora,que muevan
las grandes rocas,entonces la vida
de nuevo, volverá a fluir como antaño
y sus calles,plazas y plazoletas,se inundaran
de vida,como rosas y claveles,al recibir un
correcto abonado.

 
Recuerdos.

Soñaba de niña,tendida sobre la hierba
observando las bandadas de grajillas
que teñían el azul del cielo, de negro.
Algunas madres,recogían la ropa de la
ultima colada,que habían permanecido
sobre los tendederos,mecidas y secada
por la suave brisa.
Los niños en la era,jugaban a la pelota,
algunos,bastantes cansados y sedientos
emprendían,un corto trayecto hasta el
grifo,para saciar la sed,volviendo y
relevando algún compañero que iniciaba
el mismo trayecto.
Con la llegada del crepúsculo,un vozarrón
desde la esquina,anunciaba que mi reposo,
sosiego y quietud había terminado,me
despedía de mis amigas e iniciaba el camino
hasta mi casa.
Hay que hacer los deberes,pregonaba mi madre
mientras degustaba,un buen tazón de cacao
observando en la tele,las peripecias de Valentina
Aquiles y el capitán Tan.
Por la mañana el colegio,me producía,dolor de
barriga,con aquellas clases tan frías,deseando
que llegara la hora del recreo,para degustar las
ricas golosinas de Cati.
Así fue mi infancia,sencilla,simple y natural que
permanece en mis recuerdos,para entregarme a la
nostalgia,añoranza y melancolía,de mi querido
pueblo.

 
Barrio de Santa Barbara.

Barrio de Santa Barbara,alzas majestuosas
tus casas,dando la bienvenida,al nuevo día
que bañado por los colores dorados del astro
rey, te aúpas con solera,carácter y raigambre,
en el corazón de un pueblo,que late con brío
energía y empuje,ofreciendo resistencia, en estos
malos tiempos,donde la crisis generada por el
cierre de las minas,amenaza con forma de
guadaña,para segar la actividad,y convertir
tus calles,plazas y plazoletas en lugares desiertos
baldíos y yermos.

Nadie podrá,doblegarnos y someternos,en abandonar
un barrio,donde nuestros antepasados plantaron
unas raíces,que regaron,con el sudor de su frente
y la sangre que corrían por sus venas.
Un barrio que lleva el nombre de nuestra Santa,
la cual imprime,en cada uno de nosotros,marcado
con fuego,talante,firmeza y garra,para resistir todo
tipo de inclemencias,rigores e intransigencia.

Barrio de Santa Barbara,despides el día,bañado de
nuevo por el color dorado,pronto la luna,acariciará
tus calles de sutiles,tintes plateados y en las minas
reinará el silencio,quebrado,por algún cárabo,reencarnado
que pedirá con devoción,fervor y fe,la reapertura del
filón.

 
Sentimientos.


Sentimientos,tristes,apenados,afligidos
afloran por los poros de mi piel,cuando
recorro las callejas del pueblo,en una
sensación donde el aire,se muestra pesado
cargante e insoportable y me cuesta respirar
produciéndome una extraña impresión que
me ahoga y asfixia,cuando recuerdo las
personas que habitaba sobre estas casas.

Lágrimas,surgen de mis ojos,lágrimas pulcras,
limpias y aseadas,que recorren mis mejillas,al
comprobar que todo permanece mudo, callado,
olvidado y el silencio sepulcral,extiende sus
tentáculos,dominando,sometiendo,subyugando
el bullicio,algarabía y griterío de antaño.

Cierro los ojos y recuerdo,cuando cría,estas
esquinas,abarrotadas de niños y niñas,jugando
a la rayuela,bolindros,combas y muñecas,bajo
la tenue luz de una farola. Todo eso ha sucumbido
en un corto intervalo de tiempo,mostrando toda
la crueldad e impiedad, las cuales solo encuentra
resistencia,en el poder de nuestros recuerdos y sueños.


Recuerdos y nostalgias de mi pueblo,dedicado a mi
padre...(Bartolomé Tenorio Diaz)

Continuará.