Mis Pequeñas Cosas

martes, 6 de febrero de 2018

Pisadas sobre el talco.

Pisadas sobre el talco.

.Los nuevos contratos del Profea...(Plan de fomento empleo agrario) llegaban de nuevo a la pedania de Tharsis,para fomentar el empleo entre las personas suscritas al régimen agrario. Reunidos en la nave, propiedad del ayuntamiento,el encargado designaba a cada hombre,su destino,con contratos de quince días para peones y un mes para oficiales....¡¡Miguel Angel,Manuel,Jose María y Juan Alonso,vais destinados al antiguo chalets de Karl Strauss!!...exclama el encargado....¡¡Que haremos allí!!..exclama Manuel,entre bostezos...-Vosotros os dirigís allí,llevaos,azadas,picos y desbrozadoras,en un momento me acercaré allí y os indicaré que es lo que hay que hacer..-murmura el encargado.

¡¡De acuerdo,para allá vamos!!...exclaman todos.
Nos vamos en mi coche hoy,como los cuatro tenemos coche,pues cada día nos iremos turnando...-susurra Miguel Angel,en voz baja,debido a la ronquera adquirida,en días pasados.
El chalets numero 1,de don Carlos Strauss,me parece un lugar misterioso,os acordáis cuando el indigente apareció muerto,sobre la entrada,y le echaron la culpa a aquellos “peluos” que iban allí a escuchar música satánica..-murmura Juan Alonso..-no es musica satánica,es agresiva,directa y brutal,con letras que describen la realidad social de este podrido mundo de corrupción..-precisa y concreta,José María...-al final,pudo descubrirse,quien había cometido el asesinato,yo me llevé una sorpresa,pues no pensaba que habían sido aquellos portugueses..-murmura Juan Alonso..-bueno, asesinato en sí, no fue,mas bien el susto que se llevó el pobre hombre al ver al portugués vestido de mujer con el bebé en brazos..-especifica Manuel,entrando de esta forma en la conversación,iniciada al subirse en el coche y poner rumbo al chalets en un corto trayecto.
Estamos en el mes de octubre,y las temperaturas,comienzan a descender,aunque muy lentamente. El chalets permanece igual,que cuando apareció el cadáver,en el año 1992,aunque los graffitis,pintadas y demás, que rendían culto al diablo y bandas de Death Metal,han sido borrados,por orden del actual alcalde.

...-Bueno,ya estamos aquí,vamos a bajar las herramientas y desbrozadoras,hasta la espera del encargado..-murmura,Miguel Angel,erigiéndose como portavoz del pequeño grupo de hombres.

Transcurridos unos minutos,el pickup,del encargado, aparece por la carretera de gravilla que flanquea el chalets.
..-Bueno,pues aquí lo que hay que hacer, es limpiar,toda la vegetación que ha crecido de manera anárquica,por todo el exterior e interior,usad la desbrozadora para la zarzamora,los arbustos y demás lo quitáis con las azadas y estas hachas que os he traído..-formula y propone,el encargado,mientras accede al interior del chalets.

Tras mas de veinte años del suceso, que desembocó,con la muerte del indigente,el chalets continúa igual,aún se puede ver en la habitación que se hospedaba el desdichado,el colchón,junto con latas de comida y envases de vino barato.
Los trabajos de limpieza continúan a buen ritmo,en el momento que un todoterreno,se acerca hasta el lugar...¡¡Hola,buenos dias,es este el chalets numero 1!!...exclama una persona, de mediana edad,en perfecto castellano..-sí,este es el chalets..-responde Miguel Angel,mientras apaga el motor de la desbrozadora.
Del todoterreno bajan varias personas,que se muestran interesadas por el lugar,una de ellas se dirige,hasta el grupo de trabajadores y comienza a dialogar....¡¡Hola,buenos días,somos reporteros del programa Cuarto Milenio,que se emite la noche de los domingos,en el canal cuatro....lo conocéis!!....exclama,la persona que se ha dirigido al grupo...-Claro que lo conocemos,yo soy un fans del programa,no me pierdo una semana,Iker Jiménez y Carmen Potter,dos grandes profesionales.
..¡¡Exacto!!....estamos realizando un reportaje en el lago asesino,que se encuentra en Minas de Herrerias,y nos han informado de este lugar,donde según algunas personas,dicen que aparece una mujer con un bebé..-concluye el reportero,con gesto serio...-Eso es una leyenda,escrita por un profesor de la antigua Educación General Básica,que investigó hace muchos años,el incendio que se produjo en la anterior mansión,propiedad de unos ingleses,donde aparecieron carbonizados el matrimonio..-razona Miguel Angel,ante la atenta mirada de los presentes.
..-Y esa historia les sirvió,a unos espabilados portugueses,para urdir un plan,para rebajar el precio del chalets..-apostilla,José Maria.
..-Pero el plan les salió mal,e indirectamente,un indigente perdió la vida,debido al tremendo susto que se llevó,cuando apareció el portugués disfrazado de mujer,portando una muñeca como bebé...-concluye Juan Alonso.

¡¡Bien,me podéis indicar,donde vive el tal profesor,que investigó los sucesos que acontecieron,en tiempos pasados,en esta zona!!...exclama,uno de los reporteros.

..-Si,vive en el pueblo,seguidme con el coche,que os llevo hasta la casa..-contesta,Miguel Angel.

Transcurridos unos minutos, el grupo de reporteros,llega hasta la calle Madroñal,donde habita el profesor jubilado..Don Ramón.
Tras golpear en la puerta,los recibe una persona entrada en años,profesor e investigador,de algunos casos acaecidos en la pedanía y pueblos cercanos...(Señales en la ventana,La señora Rutheford,Chalets nº1,Extrañas desapariciones,Las cuatro muñecas...etc.)
¡¡Hola,buenos días,somos reporteros del programa,Cuarto Milenio,que nos encontramos en la zona haciendo un reportaje,sobre el lago asesino,que se encuentra en el vecino pueblo de Herrerias!!...exclama,uno de los reporteros.
¡¡Muy bien,pasad a mi modesta vivienda y acomodaos...queréis tomar café,té u otra bebida!!...exclama, Don Ramón.
..-No, muchas gracias...-responde el grupo.
..-Nuestra visita se debe sobre todo,para que nos informe,que ocurrió en el chalets,pues personas que conocen un poco la historia nos han informado que aparece una mujer portando un bebé,seguidas de llanto y lamentos.
Al escuchar,esta pequeña introducción,llevada a cabo por el reportero,Don Ramón,se dirige hacia la pequeña biblioteca,donde pasa gran parte del día,y vuelve con un libro bajo el brazo.

En este libro tengo anotado todo lo acontecido,en la zona,desde que descubrí el lugar con mi difunto padre en el año de 1962,hasta la muerte del indigente y la posterior investigación que realicé para descubrir,las personas que querían lucrarse, de una historia real,para sus planes,que no era otro que aprovechar la historia para que el alcalde rebajara el precio de dicho lugar.

Don Ramón,comienza con la historia,ante la atenta e interesada,disposición de los presentes,los cuales,sorprendidos por la narración,gesticulan,mostrando rostros,asombrados y fascinados
...”tras descubrir la trama de los portugueses,recordé que había depositado sobre la habitación,donde se hospedaba el indigente,polvos de talco.....acudí una de las tardes,y mi sorpresa,se transformó,en horror,cambiando totalmente mi rostro y semblante,al comprobar que sobre el suelo,había pisadas de una mujer adulta”...De esta forma concluye,Don Ramón,con el resumen de los hechos mas destacados,ocurridos aquel mes de noviembre de 1992.
Asombrados por la narración,el grupo de reporteros,sienten que el lugar pueda tratarse,de una zona, donde concluyen energías relacionadas con actividad paranormal,que deben ser investigadas con sofisticados equipos y una medium que demuestre que allí ocurrieron hechos,que han quedado marcado en el lugar para siempre.
¿Don Ramón,le gustaría,que hiciéramos un amplio reportaje,de la zona y que investiguemos el lugar con sofisticados aparatos , con nuestra compañera...Paloma Navarrete?..-pregunta el reportero,mas veterano del grupo.
..-Encantado,de esta forma podemos saber,que tipo de ente se refugia entre esas paredes..-responde,Don Ramón,satisfecho,esbozando una sonrisa.


Semanas mas tarde,Don Ramón,recibe una carta,precisando el momento adecuado para realizar la investigación,averiguaciones y pesquisas,con la medium...Paloma Navarrete.

Con los trabajos realizados por el grupo de hombres contratados,el chalets nº 1,presenta una imagen menos lóbrega,siniestra y tenebrosa, aunque en el ambiente y entorno que rodea dicha edificación,existe una atmósfera asfixiante,enrarecida y angustiosa sobre todo, cuando cae la noche,y el lugar se transforma al desaparecer la luz natural.

La fecha elegida para realizar la investigaciones,pesquisas y averiguaciones será el día 7 de diciembre,cuando todo el pueblo se encuentra inmerso en una semana de celebraciones,religiosas,gastronómicas,culturales y tradicionales,iniciadas con la festividad de la patrona de los mineros Santa Barbara,seguida del popular potaje romero,teatro y culminada con las populares “hachas” poniendo fin de esta forma a una ajetreada semana de acontecimientos.

Cuando todo el pueblo se prepara para asistir y contemplar un año más, una obra de teatro,dirigida de forma magistral por Pedro María Delgado y su genial grupo de actores aficionados,un grupo de personas se reúnen de forma discreta,prudente y reservada en un apartado lugar de la pedanía,para dirigirse hasta las inmediaciones del chalets,donde realizarán una exhaustiva investigación.
Lentamente el crepúsculo comienza a teñir de sombras el lugar,cuando un todoterreno con cinco personas, incluida Paloma Navarrete y Don Ramón,se acercan hasta la zona, donde realizaran pruebas que dictaminen que en el lugar de los hechos, quedan aún residuos y restos de actividad paranormal, atrapados en el interior de las derruidas paredes de la que fue sin duda, residencia del director general de la compañía minera. Una magnifica edificación construida con todo lujo de detalles,para demostrar el poderío,preponderancia y supremacía que gozaba la compañía minera, en contraste con los miserables cuarteles y pequeñas casas de los trabajadores.

Cerca del lugar,Paloma Navarrete,comienza a sentir escalofríos,el vello de sus brazos comienza a erizarse y el aire se hace cada vez mas pesado,estos síntomas solo son advertidos por la medium,sin que el grupo de personas que viajan con ella,incluido Don Ramón sientan y adviertan,ningún tipo de presentimientos y presagios.

Ya en el lugar,Paloma, advierte,que efectivamente la zona, posee todas las condiciones y circunstancias que suelen manifestarse cuando en el lugar han sucedido hechos, de fuerte impacto,donde el sufrimiento,dolor y angustia quedaron atrapados,en una capsula sellada,una capsula que atrapó el lado más oscuro del ser humano brutal,cruel y atroz. Unas almas que vagan, manifestándose, para que sean liberadas y puedan descansar en paz.


Sofisticados aparatos,que captan,cualquier tipo de manifestación,son colocados en lugares estratégicos,mientras Paloma recorre el amplio chalets,guiada por Don Ramón....concentrada,comienza su delicado,sensible y suspicaz,sondeo, que la ponga en contacto,con cualquier ente...

A medida que avanza por los oscuros pasillos,alumbrados con el sutil halo de luz de una linterna,la temperatura comienza a descender bruscamente,cuando están cerca de la habitación,donde se hospedaba el desdichado indigente...¡¡Aquí siento,la presencia de algo....una persona corpulenta,que trata de ponerse en contacto!!....exclama Paloma,ante la atenta compañía de Don Ramón,que puntualiza.....-una figura corpulenta,sin duda puede tratarse del señor Rutheford,pues quienes lo conocieron,hablan de el como un señor alto de amplia cadera y espalda...¿Pero porqué se manifiesta Rutheford,el no es culpable,del posterior incendio que devoró la casa...en todo caso debería manifestarse la señora,que si provocó el incendio y los posteriores fallecimientos?...-con esta pregunta que realiza ante la presencia de Paloma,termina Don Ramón,la pequeña alocución...quedando una duda,flotando,que habrá que resolver.

.-Una persona de complexión fuerte,trata de manifestarse,arrepentida,apenada y suplicante,no quiere hacer daño,solo trata de pedir clemencia...-puntualiza Paloma.

No entiendo,porque Rutheford,trata de manifestarse,en el diario hallado en el doble fondo del escritorio,sus últimas palabras fueron...¿Pero que pasa, hasta mis fosas nasales llega  olor
a   humo?....Aquí está la gran duda....llega olor a humo,y el sube por las escaleras,pero ya no podemos saber que pudo ocurrir,posteriormente....de forma errónea pensé,que las llamas habían alcanzado a ambos falleciendo,ante grandes muestras de dolor y sufrimiento,pero también puede barajarse la hipótesis de que en un arrebato de cólera,ira y furor este asesinara a su mujer,al observar que la mansión,que tanto anhelaba por representar parte de su país de origen,y que tanto esfuerzo y trabajo costó para construir,ardía sin remisión. Cegado,obcecado,no ayudó a su mujer a abandonar la casa y pedir ayuda,todo lo contrario,hubo una disputa entre ambos y este golpeó a su mujer con algún objeto hasta conseguir la muerte, mientras las llamas devoraban con avidez la habitación.

..¡¡Pero dices que las pisadas sobre el talco,que había en la habitación,correspondía al calzado de una mujer adulta!!...exclama Paloma....-si, efectivamente,las pisadas correspondía a un pié de tamaño pequeño,pero puede ser que el señor Rutheford, aunque de complexión fuerte,tuviera un número de calzado pequeño,induciéndome y convenciendo de que las pisadas correspondía con la señora...-puntualiza Don Ramón,con rostro circunspecto y serio.

Con esta investigación y la ayuda de Paloma,se ha desentrañado el misterio,aunque lo que ocurrió aquel fatídico 24 de junio de 1953,quedará para siempre en una incógnita,enigma y misterio,cualquiera de las hipótesis barajadas hasta el momento puede ser correcta,aunque la investigación llevada a cabo por Paloma,refuerza sobremanera que Rutheford,asesinó a su mujer,por toda la ira,rabia y cólera contenida.

Paseo una soleada tarde por los alrededores del chalets,sin saber que deparará el futuro,todo indica que la construcción seguirá en pié hasta que nuevos aires de progreso y bienestar,vuelva a instalarse en esta comarca, con la apertura de las minas,y esta zona vuelva a recuperar el esplendor,que gozaba antaño.

Pisadas sobre el talco....Un relato de Marcos Tenorio Márquez

sábado, 14 de octubre de 2017

La higuera "loca"

La higuera “loca”



...De pequeña,cuando acompañaba a mi abuelo al huerto,me
gustaba,degustar los ricos higos blancos,de la gran higuera, que
cubría con sus tortuosas ramas,gran parte de la choza y corral
de las gallinas.


..Sin embargo,la otra gran higuera,rodeada de chumberas,no nos
obsequiaba,con exquisitos frutos,permaneciendo en un rincón del
huerto,olvidada,apartada,triste y enmudecida. Ni los bulliciosos gorriones,negros estorninos y bellas oropéndolas, visitaban aquel
enorme árbol,el cual solo ofrecía pequeños frutos,de amargo sabor.

..En mi inocencia infantil,ávida de respuestas que satisficiera,mi curiosidad,preguntaba a mi abuelo,con rostro circunspecto y serio...¿Abuelo,porqué esa higuera,no ofrece sabrosos higos blancos?...-esa higuera,es loca,hija mía...contestaba mi abuelo.

Aquella respuesta de mi abuelo,me dejaba con dudas y volvía a preguntar...¿Y porqué está loca?....Mi abuelo,observando mi rostro y sonriendo, haciendo gala de ironía,guasa y gracejo andaluz,me daba esta respuesta...La higuera se volvió loca,porque un año que presumía de poseer exquisitas brevas de color negro azabache,una bandada de grajillas,despojaron sus ramas y no dejaron un mísero fruto,desde entonces al comprobar que no podía presumir,alardear y fanfarronear,ante las otras,por poseer los mejores y exquisitos frutos, que atrayeran a todas las aves del contorno,quedó abatida,hundida,volviéndose loca al comprobar que al año siguiente, sus ramas albergaban,pequeños frutos,de sabor desagradable,de los cuales rehuían todas las aves.



Oh,abuelo, vaya historia,me da pena que la pobre higuera
quede ahí olvidada,recluída,apartada y que solo sirva para dar sombra....¿Se podría curar?...preguntaba a mi abuelo,con rostro
serio,propiciando que mi abuelo sonriera,mostrándome solo
los dientes premolares de su despoblada boca.
..-Claro,hija,que se podía curar,aunque sus efectos no son inmediatos,tendría que pasar un largo tiempo antes de que vuelva
a deleitarnos con ricas y sabrosas brevas.

¡¡Por favor abuelo,haz que de nuevo que la higuera,comience a dar exquisitos frutos!!....exclamé,con algunas lágrimas,sobre mis ojos.
Lo intentaré pequeña,aunque no te puedo garantizar nada,esa higuera ya es vieja y no sé si podrá resistir la cura.

Pasado un largo tiempo,de nuevo me encontraba,con mi abuelo en el huerto....¡¡Ahora es el tiempo,propicio,adecuado y favorable...hija!!!...exclamó mi abuelo, entrando en la choza,para coger una enorme hacha y una vieja escalera de madera.
Ajena a lo que sucedía yo jugaba con los gatos,mientras mi abuelo,se dirigía a la enorme higuera “loca”...
¡¡Abuelo,abuelo,que vas a hacer,vas a cortar la higuera!!...exclamé con rostro serio..-tu calla,como te dije voy a curar a la higuera...replicó, mientras ascendía,por aquellos peldaños de madera...¡¡¡Vas a curarla con una hacha!!!...exclamé...


Jajajajajaja,volvió de nuevo a sonreír mi abuelo,mientras agitaba la enorme hacha....¡¡Sí, la voy a curar y esta es la mejor medicina...jajajajajaja!!...exclamó mi abuelo entre fuertes risotadas.

Ignorante, a lo que allí ocurría, yo seguía jugando con los felinos...Transcurridas casi dos horas,mi abuelo había dejado la higuera,con solo media docena de ramas,totalmente pelada. Su vegetación frondosa,exuberante,espesa y densa,había sido reducida y ya apenas daba sombra.
Sonriendo y en plan metafórico,pronuncié estas palabras..
¡¡Abuelo, la has dejado igual que el maestro barbero deja a hermano,cuando corta el pelo de su larga cabellera!!...-jajajaja..-volvió a sonreír mi abuelo.
A la mañana siguiente,nos dirigimos,al huerto de Dolores “Rambla” allí a los pies de grandes pinos piñoneros,unas higueras de sabrosas brevas,nos daba la bienvenida,entre cánticos de mirlos,estorninos,oropéndolas y rabilargos.
Armado con una sierra,mi abuelo cortaba varias ramitas,vigorosas que renuevan las higueras cada primavera.
Con las ramas cortadas,nos dirigimos de nuevo al huerto,para injertar las yemas de la ramas cortadas en la higuera de Dolores, en la higuera loca,con un sistema al que mi abuelo llamaba
escudete”.Con una navaja,bien afilada,mi abuelo cortaba unos trocitos de corteza,con cuidado de no dañar la yema interior y lo injertaba en las ramas de la higuera loca,donde antes había hecho unas incisiones en forma de cruz,una vez injertada,con una especie de cinta plástica,cubría la zona,dejando solo al descubierto el pequeño brote.

Esta labor la realizó,en todas las ramas que había cortado....¡¡Ya solo queda esperar,hija...y que la madre naturaleza haga su labor!!...exclamó mi abuelo poniendo punto y final a su trabajo.

Transcurrido casi un mes,de los injertos,mi abuelo visitaba de nuevo la higuera, para ver la evolución de las ramas injertadas....¡¡Bien ,parecen que han cuajado...voy a retirar la cinta plástica!!....exclamó.
Desde ese momento mi abuelo visitaba la higuera con cierta regularidad,hasta el momento que aquellos pequeños injertos se
convirtieron en grandes ramas,comenzando a dar los pequeños frutos,que más tarde se convertirían en sabrosas brevas.

...¡¡Oh abuelo,que maravilla,has curado a la higuera,eres un gran doctor!!...exclamé, mientras besaba su rostro....gracias hija a ti,por recordarme que la higuera,estaba enferma y necesitaba una buena

cura,,jajajaja. Ha transcurrido mas de cuarenta años y visito el huerto...la gran higuera que un día mi abuelo recuperó,ha sido cortada,los nuevos inquilinos alegan que la higuera ofrecía mucha sombra,para cultivar la tierra y por eso decidieron cortarla...Abandono el huerto entre lágrimas,recordando con nostalgia,aquellos años que acompañaba a mi abuelo hasta el huerto,donde saboreaba las exquisitas brevas y jugaba con los gatos.

La higuera “loca”.....Un cuento de Marcos Tenorio... 2017.


miércoles, 11 de octubre de 2017

La Pateja.

La pateja.

..Al abrir la habitación,donde
guardo los recuerdos de antaño
me encontré sobre la pared,
sostenido por un viejo clavo
la “pateja” que usaba mi abuelo
para sacar los cubos,que habían
caído al pozo.

...Oleadas de recuerdos,surcaron
por mi cerebro, algunos tristes y amargos
pues algunas patejas,eran usadas
para izar a la superficie personas
que se habían arrojado a pozos .

Tristes recuerdos,que traté de olvidar
para concentrarme y recordar,aquel extraño
artilugio,que colgado de la pared de la
choza, infundía en mi persona,miedo,pavor
y pánico,cuando en edad temprana,logré
visualizarlo por primera vez.

Años más tarde,tuve que usarla por primera
vez,pues sin querer,arrojé el cubo,hasta el
fondo del pozo. Temiendo que mi padre,
reprochara mi aptitud,me dispuse usar
aquel extraño artilugio que tanto pavor
me causaba de niño.

Con alegría y jubilo,celebré,cuando por fin
tras varios intentos,logré enganchar el cubo
que ascendía,desde las profundidades.


...Usábamos el agua,para todo, aunque
gran parte de ella fuera destinada para
saciar la sed de gallinas,cerdos y algún
felino,de los muchos que habitaban por
aquellos lares.
Disfrutaba,mi abuelo,regando tomateras
pimenteras y pepineras,una vez regadas
el agua sobrante,era arrojada sobre un
níspero,de sabrosos frutos,color pajizo.

...Agua de pozo,cristalina,pulcra y limpia
vertida,sobre paneras,acompañada de
jabones artesanos,dejaban la vestimenta
y ropas de casa,impecables,impolutas
y perfectas,para ser secadas sobre la
verde hierba.

...Agua de pozo,evacuadas en botijos
enfriada y refrescada,por la arcilla
sacia la sed,en los largos días de
verano,ideal para gazpachos y rebajar
los grados del anisado.

Marcos Tenorio....2017.

lunes, 9 de octubre de 2017

El viejo candil.

El viejo candil.

El viejo candil,que tantas veces iluminó
la choza de mi huerto,permanece olvidado
en un rincón del vetusto armario.
En noches de tormenta,de truenos y rayos
mi madre solía contarme cuentos,bajo la
sutileza y delicadeza,de tu sensible halo
de luz,que oscilaba y temblaba,con el
viento que se colaba a través de las rendijas
de puertas y ventanas.

Cuantas veces,iluminaste el trayecto,sostenido
por la mano temblorosa,de mi abuelo,cuando
dirigía sus pasos hasta la estación de trenes...
Cuantas veces,esclarecistes,en la oscuridad
absoluta de aquellas galerías el rostro ennegrecido
del minero.
Cuantas veces,alumbrastes,nuestros rostros
sonrientes,en el momento que la luz eléctrica,se
ausentaba,mientras jugábamos al parchís en casa
de Juana.


Oh, viejo candil,objeto deseado,antaño,permaneces
oxidado e ignorado,la luz eléctrica,te desplazó del lugar
que tantos años,ocupaste,ofreciéndonos tu luz,
tenue,lánguida y apagada,con la que me aficioné
a leer a Poe,Wilde,Lovecraft,sugestionado,por
el leve mecimiento,balanceo y vaivén,de tu pequeña
llama,reflejada en las paredes.

Unas lágrimas,desciende,por mis mejillas,mientras
quito las telarañas,recordando,aquellos años,cuando
acompañaba a mi abuelo hasta el huerto y al regresar
nos guiabas,por el camino del vaciadero,entre grandes
eucaliptos,brezos,tomillo y romero.

Marcos Tenorio....2017.

sábado, 7 de octubre de 2017

El Lúgano.

El Lúgano


Una fría tarde de diciembre,de la década de los setenta,me encontraba en el huerto,con mi abuelo Juan,en esos momentos llegó mi padre,bastante entusiasmado...
exclamando...¡¡Hijo,en casa, en la jaula de trampa del jilguero,hay un lúgano,rondando!!...

Oh,un lúgano, es precioso,a ver si tenemos suerte y lo cogemos..-pronuncié con entusiasmo.

De momento,atendimos a los cerdos con su ración diaria de comida y también las gallinas,recogimos los huevos y nos dispusimos volver para casa.

El trayecto hasta casa se me hizo corto,pues estaba deseando,ver, si el magnífico ejemplar de lúgano,había caído en la jaula de trampa,del jilguero, la cual,armábamos a diario,para atrapar algún congénere de nuestro jilguero,chamariz,jamás o verdón.


¡¡Sí,ha caído,en la trampa!!...exclamé con bastante alborozo,júbilo y alegría.
En un instante,mi padre bajó la jaula,y retiró el lúgano con cuidado.
Este lúgano se lo daremos a abuelo Juan,pues el jamás que tenía falleció este verano pasado...enuncié.

¡¡No te olvides escaldar la jaula!!...exclamó mi padre.
Al rato,ya tenía el lúgano,en la jaula de mi abuelo,con su ración de alpiste y agua limpia...¡¡Que bonito son,estos pajarillos ,suelen cantar mucho!!...exclamó mi abuelo,con inusitado entusiasmo.
Habituado a su nuevo hogar,pronto nuestro lúgano comenzó a deleitarnos,con una sinfonía de trinos y gorjeos que alegraban la calle.

Cantaba al despuntar la mañana,cuando las locomotoras,hacían sonar las bocinas para dirigirse a Corrales.
Cantaba,por el mediodía, cuando Francisco “el niño”hacía sonar la trompeta,que anunciaba,los barrenos desde Sierra Bullones.
Cantaba,por la tarde,mientras escuchaba los vencejos,surcar los cielos de Tharsis,en busca de insectos.
Cantaba,con el crepúsculo,anunciando el final del día y cantaba por la noche,cuando mi abuela se dirigía hasta la cocina,para preparar la cena.
Llegado el otoño,en temporada de paso,solía sacar al lúgano hasta el cabezo,para cazar algunos congéneres con liria de suela de zapatos.
Arrogante,presuntuoso y altanero,competía con ejemplares de algunos compañeros,a los cuales acallaba,demostrando orgullo,soberbia y vanidad.
Con el paso de los años,mi abuelo,comenzó a sentirse mal,por bronquitis y pulmonías mal curadas.
El pajarillo,en acto premonitorio,presintiendo y presagiando,un fatal desenlace,dejó de cantar.
Ya no cantaba,al escuchar las locomotoras,desde la estación,ni tampoco cuando Francisco tocaba la trompeta,menos aún cuando en las tardes,los vencejos surcaban los cielos ni cuando el crepúsculo,anunciaba la llegada de la noche.
Mi abuelo falleció días después de nochebuena,poco días después, aquel tierno,pajarillo, de plumaje dorado y cante armonioso,melodioso y afinado nos dejó,quiso acompañar a aquella extraordinaria persona que con tanto mimo y cuidado,lo había halagado y agasajado.


El Lúgano.....Un relato de Marcos Tenorio...2017.