Mis Pequeñas Cosas

martes, 20 de agosto de 2013

La red pajaril.......Homenaje a Francisco Ferrera Ramirez e hijo.



La red "pajaril"......Homenaje a Francisco Ferrera Ramirez e hijo.

Sábado 15 de octubre de 1994.



......Partimos sobre  las 6  de la  mañana,del taller  de carpintería  metálica,chapa y  pintura que posee Paco,anexo al
antiguo taller de coches  de Baltazar Durán,en los  terrenos cercanos a la  estación de servicio. Comenzaba hoy  la nueva
temporada de  caza de  fringílidos,con muchas  novedades,la primera  y más  importante es  que ya poseemos licencia para
cazar,estas aves, por la  que sentimos verdadera pasión,la  segunda es que Paco  e hijo,estrenan una red  de 7 metros de
larga por  casi 1´80  de alto,  preparada con  mimo,por ambos,a  la que  no le  faltan ningún detalle. Sus varales son de
aluminio,más ligeros y resistentes que  los de madera, una cuerda  elástica,llamada por estos lugares pulpo,servirá  para
que la  red adquiera  más rapidez  y fuerza  a la  hora de  cerrar. Las jarillas  pintadas de verde para camuflarse en el
terreno,y un gran número de alcayatas para sujetar la red,varales,cardos,jarillas etc. Con precisión quirúrgica  montamos
la red hexagonal,cuidando de  que no haya huecos  por donde escapen las  aves una vez capturadas. Ya  montada,hacemos una
prueba para comprobar que todo está correcto,y comenzamos a plantar los portacardos,artilugio de metal que va clavado al
terreno con alcayatas y que portan decenas de ramos de cardos para atraer los jilgueros,seguidamente plantamos  torbisco
y mortuño,con infinidad  de bayas de  tonos anaranjados y  rojos,un cebo ideal  para atraer los  escurridizos verderones
hasta la red. Montamos  las jarillas,también llamadas  cimbeleras y esperamos  que amanezca para  colocar los reclamos de
jilgueros  y  verderón. Los  reclamos  tanto  jilguero  y  verderón,han  sido  probados  durante  casi  mes  y  medio por
Francisco,hijo de Paco.De casi una veintena de jilgueros ha escogido unos ocho,que serán sin duda los que servirán  para
atraer a sus congéneres hasta la red. Paco e hijo son verdaderos devotos del jilguero (carduelis carduelis),desde pequeño
Paco sintió predilección por este bello fringilido al cual rinde culto junto a su hijo,el cual también ha heredado  esta
pasión de su padre. Amanece un día radiante,ideal para el paso de fringilidos,nos acomodamos en el viejo cortijo derruido
y abandonado,al cual llaman "la cobica".Francisco,hijo,se hace cargo de la cuerda de cerrar la red,Paco se hace cargo de
los jarilleros de verderón  y jilguero,los cuales han  sido probados y entrenados,durante  casi un mes en  la puerta del
garaje,llevan otros dos  de repuesto,por si  surge algún percance.  Casi amaneciendo cuando  el astro rey  asoma por el
este,los  primeros  jilgueros  entran en  la  red. La  suave maniobra  de  Paco,aguantando  la jarilla,y  dejándola  caer
suavemente,incita a un grupo de jilgueros entrar en la red. Los reclamos perfectos, han echo su labor, igual que Paco,  con
la jarilla,sólo falta  que Francisco decida  el momento oportuno  para templar nervios  y cerrar con  decisión.......ahí
va,con decisión Francisco cierra la red y los  primeros jilgueros son atrapados, corremos el corto trayecto  y liberamos
los jilgueros....¡¡Que  jilgueros más  feos,esto son  carboneros!!...exclama Paco,mientras  montamos nuevamente  la red.
Sobre las 10 de la mañana decido dar  un paseo,con mi cámara fotográfica olimpus,paseo por los  alrededores,las primeras
avefrías ya han regresado  del frío norte para  pasar el invierno en  cotas más suaves,también se  deja oír los primeros
zorzales,en  esta  preciosa  mañana  otoñal. Al regresar,Paco  e  hijo,me  hacen  señas, un  buen  número  de  jilgueros y
verderones,se  disponen a  entrar a  la red,Paco  maneja con  maestría la  jarilla. Desde la  encina cercana  se oyen  su
estridentes trinos, Paco sube el jarillero de verderón,parece  que flota en el aire,sus alas amarillas brillan  sobre el
verde y rojo del torbisco,por  fin el grupo de verderones  es atraído hasta la red,planean  y se lanzan en picado  a dar
buena cuenta de las bayas de torbisco y  mortuño,de repente aparece una bandada de jilgueros,Paco actua,con  precisión y
maestria,sube ligeramente  el jarillero  de jilguero  para no  asustar a  los verderones  que se  encuentran dentro. Unos
ligeros vuelos del  jarillero de jilguero  y casi una  docena de jilgueros  entran en la  red,es el momento que esperaba
Francisco,hijo,que cierra la red con  prontitud y fuerza,yo mientras había  preparado mi cámara para recoger  este bello
momento e inmortalizarlo en una  fotografía que hará las delicias  de los aficionados a la  red. Sobre la 13 horas de  la
tarde, decidimos  recoger,casi con  60 capturas  entre jilgueros  y verderones,algunos  muy bellos,después de elegir los
mejores, los demás son soltados,en el campo. Buen comienzo  de temporada esta de 1994,unos días después estrenaré  mi red
con mi amigo  Manuel López....y hasta  aquí,este pequeño homenaje  a Francisco Ferrera  e hijo. Trascurridos ya  casi 19
años,recuerdo con nostalgia aquellos años,dónde existía una rivalidad sana entre varios grupos de silvestristas. Hoy  día
los  silvestristas se  encuentran con  más trabas,el  número de  capturas descienden  cada año,sólo  nos queda  recordar
aquellos años y esbozar una sonrisa cuando leemos este relato.



Marcos Tenorio 2013.

2 comentarios:

  1. ME RECONFORTA LEER TUS RELATOS, Y ME TRAE RECUERDOS MUY GRATOS DE MI PUEBLO. RELATO QUE TAMBIÉN HA LEÍDO MI PADRE Y QUE TE AGRADECEMOS.
    ESTE AÑO NO HEMOS PODIDO IR, ESPEREMOS QUE EL AÑO QUE VIENE SI PUEDA SER, Y ESTARÍAMOS ENCANTADOS DE QUE NOS ACOMPAÑARAS EN ESTAS LIDES COMO ANTAÑO.


    UN FUERTE ABRAZO

    FRANCISCO JOSÉ FERRERA

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo Francisco José,este relato y el dibujo han sido realizados,mostrando todo tipo de detalles,para que guardeis un grato recuerdos de aquellos años.Como sabrás el silvestrismo no pasa por sus mejores momentos,aún así podemos recordar viejos tiempos....Un fuerte abrazo para tí y tu padre...Conservo el dibujo en un buen formato por si algun dia quisieras ponerlo en un marco.

    ResponderEliminar