Mis Pequeñas Cosas

viernes, 27 de abril de 2012

Virgen de la Peña

La Virgen de la Peña.

...Antes del año 1987,los Tharsileños al no poseer romería propia,acudíamos de forma masiva a dos romerias,celebradas  a
pocos kilómetros de nuestra localidad,la  primera se celebra el ultimo  domingo del mes de abril,cuando  la primavera se
encuentra en su ecuador,y una explosión  de color recibe a todos los  hermanos que se dan cita en  su incomparable marco
del cerro del  águila,esta romería es  una de las  más importante que  se celebra en  nuestra piel de  toro,contando con
varios siglos de  existencia.La virgen recibe  su nombre de  la peña que  flanquea el santuario,  dónde se encuentra  su
preciosa ermita. La segunda romería se celebra una semana  después,en el pueblo de Los Montes de San Benito,pedanía  que
pertenece al pueblo del Cerro del Andévalo,por tal motivo hay una coplilla que dice:

                                                                             San      Benito,      es      un     pergal
                                                                             que me lo  encontré,en la Cobica,  que venía
                                                                             de la Peña de hacerle una visita

Siguiendo con estas  fechas para no  ser menos que  nadie,la romería de  Tharsis en honor  a Santa Barbara,se celebra la
segunda semana del mes de Mayo...........Cómo dije antes,la romería de la Virgen de la Peña,constituía para Tharsis,todo
un acontecimiento,y  la localidad  quedaba practicamente  desierta,para desplazarnos  hasta su  cerro,cualquier tipo  de
locomoción bastaba,siendo  una época  dónde escaseaba  los vehículos  de cuatro  ruedas,muchos vecinos se desplazaban en
bestias o simplemente a pié,protagonizando una preciosa marcha que comenzaba a primeras horas de la mañana,había  varios
trayectos,para llegar hasta el cerro, pero lo más común eran los caminos y senderos que atravesaban los llamados  llanos
del "Belicano",estas veredas se introducian en  un campo dónde las flores de  jaras,nos recibian con los pétalos de  sus
flores  en su  máximo apogeo,fusionandose  con las  flores malvas  de los  brezos,sobre el  subsuelo un  mar de  bellas
flores,fundidas en mil  colores donde destaca  las innumerables,mostazas silvestres,tréboles  de prado,arvejas,llantén y
poniendo una nota de color rojo,las bellas amapolas. Tambien las aves,nos dan la bienvenida y nos agradan el  camino,con
sus bellos trinos y cantos,de vez en cuando una parada en el camino,para saciar la sed con un trago de vino, de la  bien
cuidada bota,llegamos hasta los pies del fabuloso cerro,y comenzamos el ascenso por caminos pedregosos de vez en  cuando
una mirada para atrás,para recrearnos con la hermosura  del bello entorno,por las mismas veredas y senderos  multitud de
paisanos se dirigen  hasta el lugar  en una peregrinación  de fervor religioso  y mariano,por fin  ante nuestros ojos el
fabuloso entorno,donde destaca su blanca y nacarada  ermita,detrás las altivas rocas parecen proteger y  salvaguardar el
lugar,sobre las grietas del peñasco,crecen acebuches,encinas y jaguarzos poniendo una nota vegetal,de colorido y belleza
que contrastan  con los  delicados musgos  que crecen  sobre las  rocas,otorgando una  sinfonía de tonalidades matices y
colores.Con paso  firme visitamos  la ermita,desde  el fondo  la Virgen  engalanada para  la ocasión,parece saludarnos y
darnos la bienvenida.

 Cargados  con los  bolsos de  la comida,llegamos  hasta el  cabezo de  enfrente,sobre sus  escarpadas pendientes,crece
 infinidad de  florecillas silvestres,donde  destaco  las  margaritas silvestres,y  la cebadilla  de campo,que cojo para
 disparar  a  mis padres  a  modo de  dardos,multitud  de familias  se  disponen a  comer,el  largo camino  nos  abre el
 apetito,elegido  el lugar  sacamos el  hule,y lo  extendemos sobre  la hierba,disponemos  la comida  preparada la  noche
 anterior,picadillo,tortillas de  bacalao huevos  duros,constituyen todo  un manjar  en estos  años de escasez.Desde tan
 privilegiado  enclave ,observamos  las personas  que llegan  desde todos  los puntos  del país.De  pronto comienza  la
 ceremonia con la danza  de las espadas,la bella  imagen de la virgen  emerge por la puerta  de entrada,elevada hasta el
 cielo por miles de fieles,que  la adoran y protegen, se  produce un gran fervor,con exaltaciones,pasiones  y entusiasmo
 que eriza la piel cuando todos gritan con  fé..¡¡Viva la Virgen de la Peña.......Viva su Santísimo  Hijo!!.El recorrido
 llega hasta  todos los  rincones del  enclave, acompañada  por multitud  de fieles,en  una ceremonia  anual de  culto y
 solemnidad. La tarde  con sus infinitas  sombras surgen por  el horizonte,es hora  de tomar café   con el termo  que ha
 mantenido el liquido en buen estado,el bollo de manteca sacia el hambre de los numerosos paseos por el recinto,rematado
 con la subida hasta su  cerro,de privilegiada y hermosas vistas  de nuestro Andévalo Occidental,una ultima  visita a la
 ermita,para depositar  unas monedas  sobre su  cepillo,nos despedimos  de la  Virgen,rogando salud  para nuestros seres
 queridos. Cansados pero contentos,retornamos por el mismo camino  que nos ha traido hasta tan bello enclave,un  año más
 se ha cumplido  la tradición,la festividad  continúa ahora en  Puebla de Guzman,sobre  sus calles ,hermosos corceles,se
 pasean portando jinetes acompañados de bellas amazonas.

 Marcos Tenorio Marquez 2012.

1 comentario:

  1. Nombro en mi relato la palabra hule,que es un mantel realizado con esta fibra sintetica.

    ResponderEliminar